Vídeo explicativo que muestra cómo la inseguridad alimentaria africana necesita huertos verticales

Optimizar y sacar el mayor rendimiento posible al espacio urbano es de vital importancia para las urbes del siglo XXI, en las que la especulación con suelo es ya una tónica. África no es una excepción, y dado las dinámicas de acaparamiento de tierras en las ciudades y un boom inmobiliario evidente, sectores como el de la agroalimentación se ven seriamente perjudicados.

En muchas ciudades africanas la seguridad alimentaria está amenazada. Según la FAO, en muchos hogares urbanos se destina del 60 al 80% de los recursos económicos a los alimentos, lo cual pone en riesgo su suministro si los precios fluctúan al alza. La inseguridad alimentaria, a parte, tiene consecuencias nefastas a nivel de salud, además de contribuir al aumento de casos de obesidad o diabetes en las principales ciudades del continente, así como sucede en otras zonas empobrecidas del planeta.

Si bien la mayoría de alimentos que se consumen en ciudades proceden de zonas peri-urbanas o rurales, la agricultura urbana, practicada por un 40% de los hogares urbanos en África, no solamente permite que los residentes urbanos puedan tener acceso barato a verduras y frutas, sino que además, disminuye la dependencia de transportes que congestionan y contaminan las ciudades. Sin embargo, el problema es el siguiente: ¿cómo fomentar la agricultura urbana si se está especulando con el suelo de las ciudades para construir?

Parecería obvio que la respuesta al dilema de la soberanía alimenticia en tiempos de especulación con la tierra podría ser la agricultura vertical. Sin embargo, las ciudades africanas parecen estar lejos de poder desarrollar huertos verticales que solucionen el acceso a los alimentos en espacios reducidos.

El alto coste de las infraestructuras necesarias; la inestabilidad de una red eléctrica con cortes frecuentes o inaccesible aún en algunos puntos del continente y un ineficiente e inequitativo sistema de suministro de agua dificultan la aplicación de la horticultura vertical en las ciudades africanas. Sin embargo, nos encontramos ya con algunos ejemplos aplicados a las necesidades de las ciudades africanas, que podrían suponer paradigmas a seguir.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de