Durante su comparecencia, Elena Espinosa ha señalado que la Cumbre de Bali fue una oportunidad para los países participantes y para la propia Unión Europea de debatir y mostrar su preocupación sobre las crisis medioambientales y de desarrollo que sufre el planeta, y que en ella se respaldó la decisión de organizar una Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible en el año 2012.

Respecto al cambio climático, la Ministra ha indicado que en la Declaración de Nusa Dua se reconoce la opinión científica sobre la necesidad de limitar el incremento de la temperatura media global a menos de 2º C y se reafirma el compromiso con Naciones Unidas para trabajar en la consecución de un acuerdo global antes del fin de 2010.

Economía Verde

Según Espinosa, la Declaración también expresa el compromiso de realizar un mayor esfuerzo para fortalecer la arquitectura de la gobernanza ambiental internacional, que en la actualidad se reconoce como compleja y fragmentada, optando por la presentación de futuras reformas.

Asimismo, la Ministra ha resaltado el avance del concepto "economía verde" en el contexto del desarrollo sostenible, el empleo y la erradicación de la pobreza, donde España ofreció la experiencia y apoyo de la Unión Europea para lograr una economía más eficiente con el uso sostenible de los recursos naturales.

En este sentido, Espinosa ha indicado que la Declaración de Nusa Dua hace un llamamiento para desarrollar el Plan Estratégico de Bali, mediante el apoyo tecnológico y el desarrollo de capacidades para favorecer que los países en desarrollo y las economías en transición se beneficien del avance de la economía verde y que, además, constata la amenaza que sufre actualmente la biodiversidad y los ecosistemas y subraya la oportunidad que supone la celebración en 2010 del Año Internacional de la Biodiversidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de