Esta es la idea fundamental en la que ha insistido el Director General de Política Forestal, Joaquín Arce, durante su intervención en una Jornada sobre la Certificación Forestal en el Principado celebrada el pasado jueves.

Arce explicó que el motivo de la celebración de la jornada es “insistir a los propietarios forestales, públicos y privados, consultoras, empresas de silvicultura y del sector de la madera, etc, en la necesidad de certificar los montes y los demás procesos ligados a las producciones de los mismos”.

7.390 hectáreas certificadas

Asturias cuenta actualmente con 7.390 hectáreas certificadas por el sistema PEFC. De esas hectáreas, 3.987 son de montes gestionados por la Consejería de Medio Rural y Pesca y unas 3.403 son de carácter privado. En los montes de gestión directa ya certificados se puede producir unos 46.397 metros cúbicos de madera al año.

La certificación forestal PEFC es un proceso de gestión nacido en España en 1999, y promovido por los propietarios forestales para conseguir el mantenimiento y mejora de las masas forestales, así como una gestión económicamente viable que fortalezca y mejore la imagen positiva del bosque.  El objetivo de PEFC es asegurar que los bosques  son gestionados de forma sostenible y que su multitud de funciones estén protegidas para generaciones presentes y futuras.

La certificación de la gestión forestal es un proceso voluntario. El propietario, gestor o empresa forestal acude a un organismo certificador independiente (entidad certificadora) que acredite que está produciendo madera conforme a unos criterios y pautas respetuosas con el medio ambiente y el desarrollo sostenible de los bosques.

En octubre de 2007, se creó la Entidad Solicitante de la Certificación Forestal Regional del Principado de Asturias (ESCRA), organización sin ánimo de lucro, integrada por representantes del sector forestal asturiano, que se han agrupado con el objetivo de implantar un Sistema de Certificación Forestal Regional en Asturias. La Entidad fue reconocida por parte de PEFC-España el 30 de enero de 2008.

La Consejería de Medio Rural y Pesca del Principado de Asturias ha firmado un convenio de colaboración con la ESCRA para establecer en el Principado de Asturias esta herramienta de certificación, según el esquema PEFC, que comprende todas las superficies forestales que cumplan los requisitos exigidos y cuyos propietarios estén interesados en este proyecto.

Además, en estos momentos se está en proceso de certificar otras 4.955 hectáreas de montes gestionados por la Consejería de Medio Rural y Pesca en 6 municipios (Cangas del Narcea, Ibias, Candamo, Pravia, Pesoz y Grandas de Salime). Asimismo, de cara a 2011 la Consejería está trabajando en estos momentos en la ordenación de 16 montes más, en 14 municipios, con un total de más de 14.000 hectáreas y una inversión de unos 200.000 euros. Y hay otras 2.568 hectáreas de 7 montes privados en tres municipios (Cangas del Narcea, Cudillero y Villayón) en tramitación y proceso de aprobación.

Plan Técnico de Gestión Forestal Sostenible

Además, durante su intervención, el Director General de Política Forestal destacó otras medidas llevadas a cabo por su departamento en esta materia. Como por ejemplo, la elaboración de un Plan Técnico de Gestión Forestal Sostenible para la comarca forestal de Pravia (municipios de Candamo, Castrillón, Cudillero, Illas, Las Regueras, Llanera, Muros del Nalón, Pravia, Salas y Soto del Barco) para un total de 80.000 hectáreas. Una vez que este plan marco esté terminado, los propietarios privados de esa comarca podrán acogerse, con mucha facilidad, casi con un simple documento de adhesión y unos compromisos de gestión sostenible, a la certificación PEFC.

Por último, la Consejería de Medio Rural y Pesca está trabajando en mecanismos de “contratación verde”, con los que a partir de 2011, entre otras cosas, se exigirá que la madera que se utilice en los proyectos de obra pública de la Consejería sea certificada.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de