Las ONGs han manifestado al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino que consideran a la cuenca del Guadiana como la que tiene que acarrear con el aporte hídrico que necesita Daimiel. Los ecologistas se han apresurado a pronunciarse debido a que Medio Ambiente pretende usar la “Tubería Manchega” para trasvasar el agua.

Motivos de la oposición

La situación crítica en la que está el parque nacional requiere una rápida aportación de agua. Por este motivo, los ecologistas valoran positivamente el esfuerzo que está realizando el Organismo Autónomo de Parques Nacionales para detener el avance de los incendios de turbas.

Las organizaciones ecologistas ante la propuesta del uso de la “tubería Manchega” opinan que el trasvase de cuencas no es una solución real para salvar los ecosistemas naturales en general. Además, en caso de posibles problemas, La Llanura Manchega generaría una expectativa futura de aportación de agua al humedal desde el Tajo.

Otro de los motivos por  los que los ecologistas se oponen al uso de esta tubería es que el  trasvase desde el Tajo no sería posible debido a que, actualmente,“apenas hay un 15% de agua almacenada en la cabecera del Tajo”. Por último, creen los ecologistas que “el trasvase de agua del Tajo supondrá un perjuicio añadido a los que ya sufre este río a causa del Acueducto Tajo Segura”.

Actuaciones urgentes

Por estos motivos, los ecologistas plantean una serie de alternativas que mantienen en común el principio de que “sea desde la propia Cuenca del Guadiana desde donde se suministren los aportes hídricos que requieren Las Tablas”.

Con las actuaciones que plantean los ecologistas, “garantizan la solución del problema urgente”. Además, “no se perdería la perspectiva de la solución a largo plazo mediante un Plan Especial de Acción creíble y bien gestionado”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de