Precisamente cuando la ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad celebra su tercer aniversario, cumpliéndose a la vez el plazo para algunas importantes obligaciones como por ejemplo la aprobación de los planes de gestión de los Lugares de Interés Comunitario (LIC) para que sean aprobados como Zona de Especial Conservación (ZEC), en Navarra se insiste en continuar con proyectos que el propio plan de gestión del ZEC Monte Alduide no permite.

El plan de gestión del ZEC Monte Alduide impide el desarrollo de la actividad minera pero la empresa lo justifica como la única forma de conservar los puestos de trabajo de la fábrica de Zubiri. Una empresa minera siempre está abocada al cierre ya que su actividad se basa en la extracción y aprovechamiento de un producto geológico finito.

Cuando se acaba el mineral, se acaba la empresa y ésta deja el territorio explotado en condiciones de imposible reversión al estado primitivo de sus ecosistemas, por lo que aunque la vida de la actividad es perecedera el deterioro del territorio es perdurable e irreversible. Este territorio ha sido protegido por sus valores medioambientales y no puede acoger este tipo de actividad.

Quebranthauesos y pico dorsiblanco

La ZEPA de Irati se encuentra en el pirineo central navarro junto con la Zona de Especial Conservación Monte Alduide declarada así por el Gobierno de Navarra y dotado de un plan de gestión que marca los objetivos de conservación de un buen número de hábitats y especies prioritarias protegidas por las directivas europeas y la legislación española.

Por este espacio campea una pareja de quebrantahuesos y residen especies singulares, entre las que destaca el pico dorsiblanco que concentra más del 50% de la población de España encontrándose geográficamente aislada de la del resto de Europa y perteneciente a una subespecie única, auténtica reliquia viva de la época glaciar y declarada en peligro de extinción por el Gobierno navarro. Esto debe potenciar la preocupación por una gestión adecuada no solo de las masas forestales que constituyen hoy sus territorios sino de los bosques jóvenes en recuperación que con un adecuado manejo permitirán la recolonización y el establecimiento de nuevos espacios vitales.

Actualmente se censan al menos 60 territorios de esta especie en el Pirineo, de ellos 12 se sitúan en la ZEC Monte Alduide con tres territorios dentro del área de Legua Acotada comprometida por una cantera de magnesita que la misma autoridad autonómica, responsable de la protección del espacio, promociona a favor de una empresa local. Y es así porque la cantera de magnesita de Azkárate en Eugui se agota y la empresa propietaria que la gestiona junto con la fábrica que transforma el mineral en Zubiri, ha encontrado dentro de la ZEC la continuidad de la veta de mineral.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de