Uno por cada ciudadano del Planeta. La Campaña de los mil millones de árboles, de Naciones Unidas, que quiere replantar esta cantidad de ejemplares a lo largo de los cinco continentes, ha alcanzado la meta de los 7.000 millones de árboles (uno por cada habitante del planeta). Son los datos dados a conocer por la Agencia para el Medio Ambiente de la ONU.

La colaboración de los ciudadanos ha sido fundamental para alcanzar este número de plantaciones: desde 2006, cuando se puso en marcha la iniciativa de reforestación, scouts, escolares, ciudadanos adultos y toda clase de personas se han puesto en marcha, haciéndose eco de la llamada de la ONU.

La iniciativa ha tenido especial repercusión en China, donde el Gobierno ha plantado 2.600 millones de árboles. La repercusión de las replantaciones ha llegado a 167 países.

Cumbre de Copenhague
Para Achim Steiner, director del programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente “7.000 millones de árboles, son 7.000 millones de compromisos con la adopción de medidas concretas”. Sin embargo,  Steiner  recuerda que la iniciativa ciudadana debe servir a los gobiernos para ser más activos en la conservación de los espacios naturales. “Son 7.000 millones de razones que deberían inspirar a los gobiernos a sellar el acuerdo en la crucial convención de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que se celebrará en Copenhague”, añade.

La Campaña de los mil millones de árboles ha tenido especial repercusión como activadores sociales de algunas zonas deprimidas de África. “El mero acto de plantar un árbol tiene amplias repercusiones y une al niño del barrio de tugurios de África con el presidente de México o al director de una empresa parisina con los cascos azules de las Naciones Unidas en Timor-Leste. Se trata del tipo de solidaridad que ahora hay que expresar a nivel de todos los gobiernos y jefes de Estado”, concluye Steiner.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de