La inmensa diversidad de material genético de la que hace gala la vida marina ya se ha convertido en una fuente incipiente de alimentos y medicinas. No obstante, hasta la fecha no hemos logrado gestionar nuestros mares de manera sostenible y nos mantenemos impasibles ante la pérdida de esta inmensa fuente de recursos naturales.

Bajo los auspicios del 7PM, el proyecto SFS («Sea for Society») pretende dar respuesta a la necesidad cada vez más acuciante de gestionar de manera sostenible los servicios ecosistémicos prestados por el mar al tiempo que se fomenta el desarrollo económico. Siguiendo la máxima «hacia una Sociedad Azul, hacia una nueva sociedad», los artífices de este proyecto invitan a los agentes implicados, los jóvenes y la sociedad en general a participar en un diálogo y compartir conocimientos, forjar alianzas y capacitar a todas las partes en cuestiones relacionadas con los mares.

Después de dos años de andadura, se ha culminado la primera fase de este proyecto. El equipo de SFS ha logrado reunir a los citados colectivos en torno a actividades de aprendizaje mutuo y consulta celebradas en nueve países europeos. SFS ha organizado un total de treinta y nueve foros en España, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Noruega, Polonia, Portugal y Suecia, países estos que representan las regiones marinas del Báltico, el Mar del Norte, el Canal de la Mancha, el Mediterráneo y el Atlántico.

Los foros de consulta brindaron a los participantes la oportunidad de debatir sobre la relación y el grado de compromiso que mantienen los europeos con los mares. Este diálogo se centró en seis temas que vinculaban el entorno marino a su vida cotidiana: salud humana, energía, ocio y turismo, transporte, un lugar para vivir y suministro de alimentos.

Los resultados de los foros de consulta, basados en una metodología de «inteligencia colectiva», se encuentran en la última fase de análisis. El análisis comparativo a escala transnacional permitirá identificar diferencias y similitudes entre las distintas regiones y culturas europeas, así como recabar la visión que tienen actualmente los ciudadanos de los océanos.

El equipo de SFS espera que los resultados de la fase de consulta den lugar a movilizaciones a nivel europeo, nacional y regional para abordar las preocupaciones expresadas por los participantes. En última instancia, esta labor contribuirá a uno de los principales objetivos del proyecto, esto es, desarrollar y elaborar el concepto de «Sociedad Azul» y convertirlo en el pilar que sustente una mejor gestión de los mares.

El concepto de Sociedad Azul está siendo definido por dieciséis expertos del consorcio. Se inspira en la noción de «Economía ecológica» y parte de la premisa de que deberíamos utilizar los mares para satisfacer las necesidades de la población y conservar estos recursos para que puedan disfrutarlos las próximas generaciones. El equipo afirma que, entre otras cosas, la Sociedad Azul consiste en «creer en nuestra imaginación, en el intercambio de experiencias y en el desarrollo sostenible y progresivo». El grupo de expertos irá puliendo la definición para adaptarla a las percepciones de los ciudadanos recogidas en las sesiones de diálogo.

El periodo de ejecución de este proyecto liderado por Nausicaá (Francia) y en el que participan veinte socios de doce países terminará en noviembre de 2015.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de