El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente andaluz, Luis Planas, han firmado este lunes el encargo a la empresa Tragsa el estudio para la demolición de la construcción de Azata en el paraje del Algarrobico, en Carboneras (Almería), así como del tratamiento de residuos y restauración ambiental de la zona.

Ambas administraciones acordaron la pasada semana tras una reunión bilateral cofinanciar el estudio, que deberá evaluar las actuaciones técnicas y materiales precisas, y en una nota de prensa remitida este lunes por el Ministerio también se apunta a que acordaron cofinanciar "los costes que se deriven de cada una de las actividades".

Tras el encuentro de la semana pasada, Planas explicó a los periodistas que el estudio permitirá que "cuando las condiciones jurídicas lo permitan, se pueda acceder a la demolición, tratamiento de residuos y regeneración de la zona". En aquel momento no quiso entrar a señalar si la Administración General del Estado financiaría alguno de esos aspectos.

Cabe recordar que la Junta de Andalucía firmó con el anterior Gobierno socialista un convenio por el cual el Ministerio financiaría la demolición de la obra y el Ejecutivo andaluz, la limpieza de los escombros, acuerdo con el que el actual Gobierno central se ha mostrado en desacuerdo al considerar que el la administración andaluza la que debe correr con los gastos de todas las operaciones de desmantelamiento y recuperación.

En cualquier caso, Planas ha destacado que comparte con el ministro "la visión" de que el Algarrobico "es un tema medioambiental pero también importante para la imagen de Andalucía y de España" y ha mantenido que la elaboración de este estudio es "una señal clara e inequívoca de la voluntad de seguir adelante".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de