Imagen: operarios talando árboles en Finca Liana / Ecologistas en Acción Suroeste de Madrid

Por Sergio Villarroel

redaccion@ambientum.com

Los operarios trabajan a destajo con maquinaria para la remodelación de los parques urbanos Canarias y Liana en Móstoles (Madrid). En este municipio, las talas de árboles que se realizan como consecuencia de estas labores han dividido al Ayuntamiento y a los ecologistas. El jefe del servicio de Parques y Jardines, Félix Ruiz, ha afirmado a este diario que “un encargado de obra marcó árboles en el Parque Canarias por error”. Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción Suroeste, Raúl Navarrete, discrepa y señala que “un árbol se marca para talarlo". Y añade: "El freno a las talas iniciales propuestas por el ayuntamiento ha sido gracias a nuestras presiones”.

Este periódico ya informó sobre la tala de árboles en el municipio del suroeste de Madrid. Los ecologistas denuncian este hecho y muestran su descontento hacia el Ayuntamiento mostoleño. Además, piden a los ciudadanos que denuncien este hecho y salgan a la calle a protestar.

Posturas contrapuestas

En relación a estos hechos, Ruiz recala que “por un fallo de un encargado de obra, se marcaron 25 árboles en el Parque Canarias”. Además, critica la acción de los ecologistas cuando hablan de que esos 25 árboles marcados eran para ser talados diciendo que “lo de hacerse oír está bien, pero no cuando es mentira”. Para justificar su llamada de atención a los ecologistas, el jefe de servicios de parques y jardines explica que “los árboles fueron marcados para tenerlos en cuenta a la hora de realizar los nuevos caminos del parque, no para talarlos”.

El portavoz de los ecologistas, Raúl Navarrete, explica que “yo he trabajado en el ámbito forestal y, cuando se marca un árbol, es para talarlo. Y continua diciendo que “ no se marca un árbol gratuitamente”.

Opinión diferente sobre Parque Liana

Pero no sólo en el Parque Canarias hay confrontación entre ecologistas y Ayuntamiento. En el Parque Finca Liana, donde el pasado viernes continuaban las obras, pero ¿con que fines? Según Navarrete, “en el Parque Liana no había árboles marcados, sin embargo, se han talado unos cuatro o cinco ejemplares completamente sanos, para construir una zona de exposiciones”. Por su parte, las declaraciones de Ruiz discrepan totalmente con las del ecologista, diciendo que “también en Liana han sido talados algunos árboles porque estaban muy inclinados, lo que supone un peligro por su posible caida”.

Por tanto, tenemos dos frentes abiertos y dos posturas diferentes. Los parques Canarias y Liana han sufrido unas obras y, como consecuencia de las mismas, una tala de árboles. Cada agente defiende su postura y muestra sus justificaciones. Lo único que podemos saber a ciencia cierta es que las obras existen y la tala de árboles también. La explicación y el objetivo de estas actuaciones varían en función de quien las explica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de