Coincidiendo con el inicio de la temporada, el Ejecutivo madrileño aprovecha las instalaciones del CEA para dar a conocer el mundo de las setas y recomendaciones para recogerlas de forma segura y compatible con el respeto del medio ambiente. Una norma básica es no usar herramientas inapropiadas ni escarbar la tierra usando un rastrillo, ya que podría destruir los hongos e impedir que vuelvan a salir.

En su recolección tampoco puede usarse las bolsas de plástico, que impiden que la seta disperse sus esporas, siendo lo más apropiado las cestas de mimbre. Conviene rechazar los ejemplares deteriorados o demasiado envejecidos, no recolectar setas cerca de basureros o carreteras (ya que el micelio, que forma la seta, puede absorber sustancias nocivas), aprender a reconocer las principales especies venenosas para coger sólo los ejemplares comestibles y respetar el entorno natural.

Estos consejos  y los mecanismos para distinguir los distintos tipos de setas, centran las actividades que se han preparado en el CEA Arboreto Luis Ceballos  en noviembre. En este centro se celebrará durante este mes Exposetas 2010, una cita en la que se han programado conferencias, visitas temáticas e itinerarios guiados, para mostrar la variedad de hongos que se producen en la región.

Destaca, además, la exposición monotemática "Hongos de Abantos", que alberga diferentes ejemplares recogidos en este monte, con fotografías y láminas que explican el valor ecológico de estos organismos.

En los centros del Valle de Fuenfría (Cercedilla) y Puente del Perdón (Rascafría) también han preparado actividades micológicas y sendas. Las personas que estén interesadas en participar  deberán realizar una reserva previa, para lo que pueden llamar a los CEAs, ponerse en contacto con el servicio de información ambiental -901 525 525- o entrar en la web.

Velar por la seguridad

Además del respeto al medio ambiente y a los hongos, al desarrollar esta actividad hay que velar por la seguridad, por lo no es conveniente ir solo a por setas, la necesidad de llevar un móvil con la batería cargada, de informarse de la previsión meteorológica y de planificar una ruta.

Es recomendable no recoger setas sobre las que haya dudas de su toxicidad y es muy importante consultar a un experto en micología antes de consumirlas. Diferentes asociaciones prestan esa ayuda, entre ellas la Sociedad Micológica de Madrid, cuyos miembros atienden los martes por la tarde, en un horario fijo, a los interesados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de