Este foro, actividad dentro de la Campaña Europea "Empresas y Biodiversidad" y financiado por el Programa LIFE de la Comisión Europea y la Fundación Global Nature, sirvió para establecer contacto entre los actores implicados en la gestión y conservación de la biodiversidad de la dehesa extremeña.

Tras una sesión matinal de exposiciones de experiencias en el ámbito de la dehesa tuvo lugar la subasta de paisaje de mejora de diversidad biológica. El Grupo Trefinos alcanzo la mayor puja, con 2.750 euros, para la investigación de la seca.

La jornada finalizó con la creación de grupos de trabajo para realizar las actividades subastadas que se financiarán con los cerca de 6.000 euros obtenidos, como por ejemplo: la plantación de encinas, la instalación de un gallinero para el control de plagas o trabajos de detección y limpieza de focos de la seca en alcornoques y encinas. Además algunos ganaderos han solicitado la realización en sus explotaciones de un chequeo de biodiversidad para valorar el impacto negativo y remediarlo.

Los participantes al foro han sido representantes de asociaciones y propietarios de explotaciones ganaderas de porcino y bovino, transformadores del corcho, técnicos de diferentes empresas y administraciones, así como empresarios de turismo y ocio de naturaleza.

En palabras de Eduardo de Miguel, director de la Fundación Global Nature, "la biodiversidad de la dehesa no es un freno para su actividad mercantil, si no que, en el caso de Extremadura, se trata de una oportunidad de negocio, por ello es especialmente importante valorar su impacto en la biodiversidad y disminuirlo, para frenar la pérdida de riqueza biológica en el campo extremeño".

Amanda del Río, directora de la Campaña "Empresas y Biodiversidad", afirmó que ya existen experiencias piloto de control de plagas que eviten la propagación de la seca, enfermedad de encinas y alcornoques producida por hongos, pero se debe continuar con las investigaciones.

El director general de Desarrollo Rural extremeño, José Luis Gil Soto, señaló que la nueva Ley de la Dehesa "apostará por la productividad como garantía de la conservación de la biodiversidad de este ecosistema y servirá de verdad como una herramienta efectiva y práctica para su sostenibilidad".

Como ejemplo de empresa que apuesta por la conservación de la biodiversidad asistió Luis Javier Hernández, director de planificación forestal y sostenibilidad de ENCE, compañía que ya está realizando un chequeo de biodiversidad para valorar el impacto ambiental de su actividad y compensarlo contribuyendo al aumento de la biodiversidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de