El artista indica que tatúa a los cerdos para que ellos tengan su propia identidad. Por supuesto esta situación crea polémica puesto que sería un sufrimiento totalmente innecesario el que están sintiendo estos animales.

El artista conceptual belga Wim Devoye fue señalado con el dedo por tatuar el lomo de los cerdos en una granja, en Beijing, China. Cientos de personas se acercaron a la zona para pronunciarse a favor y en contra.

Varios de los animales lucen el logotipo de la marca Louis Vuitton, dibujos del espíritu santo, calaveras y hasta incluso princesas de Disney. Cada lechón tiene designado un cuidador que se encarga de hidratar la piel tatuada.

Según publicó el diario británico Daily Mail, varios activistas de los derechos del animal se quejaron públicamente y se refirieron al “dolor innecesario que los cerdos sufren con fines de lucro”.

Quienes visiten la granja artística pueden acariciar a los animales y sacarse una foto en primer plano con el tatuado que más les guste. En cuanto a Delvoye, el artista busca que cada lechón tenga una "identidad propia”. “En vez de producir arte, yo quería cosecharla”, explicó.

“Los cerdos son una buena alegoría que nos hace pensar acerca de qué significa el arte. Además, ayuda a encontrar el límite entre lo que es y no es arte”, y aclaró que los animales son tratados debidamente antes y después de la sesión. Primero, son anestesiados para que no puedan sentir dolor alguno y luego les realizan masajes para descontracturar alguna fatiga o espasmo muscular



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de