En el sector norte del Océano Pacífico existe una zona llamada “sopa tóxica”, en la cual se han acumulado miles de desperdicios con el pasar de los años. Este vertedero oceánico mantiene altas concentraciones de plástico suspendido y otros desechos que se alojan en las corrientes del giro del Pacífico Norte –zona formada por un vórtice de corrientes-.

Según los estudios realizados por las organizaciones anti contaminación se estima que el 80% de la basura proviene de las zonas terrestres y el 20% restante lo otorgan los barcos que navegan por el océano. Las corrientes arrastran dichos desperdicios desde la costa oeste de Norteamérica durante 5 años y desde las costas de Asia en 1 año o menos.

A la fecha, la basura aún se acumula, pero un arquitecto surcoreano presentó la iniciativa que podría cambiar la historia. Sun Jin Cho, en el marco del concurso Skycraper 2014, propuso el proyecto “Seawer”, primer rascacielos flotante que funcionará con energía solar, agua de mar y desechos plásticos para limpiar zonas contaminadas del Océano Pacífico.

Según palabras Sun, al momento de presentar su proyecto, la principal tarea del rascacielos es “trasladarse por el océano limpiando el agua de basura plástica a la vez que genera energía eléctrica limpia”. Esta estructura cuenta con 5 capas de filtros similares a las barbas de una ballena, las que van separando el agua de las partículas contaminantes.

Seawer tiene un drenaje de 550 metros de diámetro y 300 metros de profundidad. El ideal es que se desplace por el corazón de la “sopa tóxica” para eliminarla por completo. Sun Jin Cho afirmó que si se construye este proyecto, la humanidad estaría dando un importante paso en la recuperación de los océanos y del medio ambiente.

Nicolás Curi



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de