Pesca ilegal

La FAO y el Vaticano instaron hoy a intensificar los esfuerzos internacionales para poner fin a las violaciones de los derechos humanos en la industria pesquera a nivel mundial, incluyendo el tráfico de personas y el trabajo forzoso, y acabar con la lacra de la pesca ilegal.

En su intervención en un evento organizado de forma conjunta por la FAO y el Vaticano con motivo del Día Mundial de la Pesca, el Director General de la agencia de las Naciones Unidas, José Graziano da Silva, afirmó que, si bien la pesca proporciona alimentos e ingresos a millones de personas, “desafortunadamente, la misma industria que ofrece tantas oportunidades victimiza también a los más vulnerables".

"Hemos percibido un creciente interés en los medios de comunicación sobre las violaciones de los derechos humanos en el sector pesquero, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. Aquí se incluyen casos de abusos laborales, trabajo forzoso, tráfico de personas, trabajo infantil y esclavitud", advirtió Graziano da Silva. "La FAO y la Santa Sede –añadió- hacen un llamamiento para que todos los socios colaboren y trabajen juntos para acabar con las violaciones de los derechos humanos en toda la cadena de valor de la pesca".

"Tenemos que garantizar – dijo- que los alimentos marinos que lleguen a nuestra mesa se hayan producido de forma no sólo ambientalmente sostenible; sino también de una manera que contribuya al bienestar socioeconómico de quienes los han capturado y procesado".

En su discurso, el Secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, sostuvo la necesidad de actuar en tres grandes frentes: prestar ayuda a los pescadores explotados para facilitar su reintegración; velar por el cumplimiento de las normas internacionales para la pesca actualmente en vigor; y luchar contra el tráfico y el contrabando para imponer el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos.

"Sólo trabajando conjuntamente y coordinando nuestros esfuerzos, seremos capaces de romper la cadena de explotación que afecta a la industria pesquera en muchos países", afirmó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de