El convenio tiene como objetivo el desarrollo de actuaciones para la conservación, defensa y promoción del medio ambiente, que favorezcan la integración de colectivos en riesgo de exclusión social y permitan un mayor conocimiento del patrimonio natural y la biodiversidad de nuestra región.

Como novedad respecto al anterior, el nuevo acuerdo prioriza aquellos proyectos que contribuyen a analizar y minimizar los efectos del cambio climático en espacios naturales. Otro requerimiento novedoso en las iniciativas que se llevarán a cabo dentro del convenio es la utilización de energías renovables con el objetivo de contribuir a su implantación.

Actuaciones medioambientales

Otras líneas de actuación medioambiental son: mejora de los espacios fluviales, humedales y formaciones de ribera; restauración de áreas degradadas; mejora de la red de infraestructuras, equipamientos y señalización; mejora de la conectividad ecológica y paisajística, y preservación de la biodiversidad; adecuación de los equipamientos de uso público para facilitar el acceso a personas con algún tipo de discapacidad; refuerzo del tejido económico e impulso de la formación laboral de la población local; realización de campañas de sensibilización y comunicación relacionadas con los usos y buenas prácticas medioambientales y conservación de los hábitats forestales.

La Consejería de Agricultura, por su parte, va a impulsar las actuaciones de mejora de hábitat en distintos espacios naturales, los proyectos que favorezcan el estudio de la incidencia del cambio climático en espacios naturales protegidos y las medidas de adaptación necesarias para amortiguar los mismos, el desarrollo de corredores ecológicos entre áreas protegidas que favorezcan su conectividad ecológica, continuar con las actuaciones que promuevan la accesibilidad de colectivos discapacitados a nuestros espacios naturales más singulares y fomentar las actuaciones de puesta en valor de nuestras zonas húmedas y de los elementos geológicos y geomorfológicos más relevantes.

Balance del convenio de 2010- 2011

El segundo convenio (2010-2011) entre la Obra Social "La Caixa" y el Gobierno de Castilla-La Mancha ha permitido insertar a 78 personas en riesgo de exclusión social y laboral de la región y ha realizado 15 proyectos. Desde que se puso en marcha este programa, hace cuatro años, la entidad financiera ha sufragado con 5,5 millones de euros un total de 138 proyectos medioambientales en espacios naturales de Castilla-La Mancha.

Entre las 15 actuaciones realizadas se encuentran iniciativas tan diversas como la mejora de los hábitats de las praderas del Monumento Natural Sierra de Caldereros; la realización de un corredor ecológico en la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda; el estudio y la evaluación del cambio climático sobre la flora en peligro de extinción o la mitigación de los efectos del cambio climático global por Las Lagunas y Humedales de la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda, entre otras.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de