El año pasado se detectaron ya en abril los primeros barcos fondeados sobre posidonia, lo que provoca graves daños a esta planta protegida. En 2012, Oceana comunicó a las autoridades la ubicación exacta y horas de fondeo de 36 embarcaciones de gran tamaño ancladas en la pradera.

En abril de 2012, Oceana hizo la primera denuncia de las 36 emitidas en toda la temporada, alertando de que el crucero Columbus 2, de 180 metros de eslora, había fondeado en una zona prohibida en el espacio natural protegido. La organización internacional de conservación marina pide a autoridades y navegantes que estén alerta y eviten daños a esta especie protegida.

“Cada día que demoremos el inicio de la vigilancia podría suponer el destrozo de cobertura de esta planta protegida, vistos los resultados del informe de Oceansnell, que demuestran claramente que cada año se están arrasando cientos de hectáreas de posidonia en Ses Salines”, señala Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa.

La posidonia es una planta protegida no sólo dentro de este espacio natural, sino allá donde esté presente, por ser una especie incluida en la Lista de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Esto supone que cualquier agresión a esta planta está totalmente prohibida y las autoridades está obligadas a protegerla y a sancionar a aquellos que no respeten esta protección.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de