La reciente sentencia que considera ilegal la licencia de obra del hotel sobre la playa del Algarrobico -una mole de 21 plantas a 28 metros de la orilla del mar en pleno parque natural del Cabo de Gata- ha puesto a la Junta en una situación diabólica: la de tener que sostener, a pesar las evidencias aportadas por el juez, que los terrenos sobre los que se asienta el establecimiento "están calificados como urbanizables".

El fallo del magistrado Jesús Rivera establece que el hotel vulnera la ley de Costas y el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Parque. Además, en sus fundamentos jurídicos, acusa al Gobierno de modificar fraudulentamente la cartografía oficial del PORN, del año 1994, para situar al hotel en suelo urbanizable y “dotar de apariencia de legalidad” a la construcción. Por ello, el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Almería acusa de prevaricación y delito contra la ordenación del territorio a la Junta y al Ayuntamiento de Carboneras y pone el caso en manos de la Fiscalía.

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, volvió ayer a asegurar que los terrenos del hotel están en suelo urbanizable, por lo que si un tribunal superior revocara la sentencia del juez Rivera "no se podría impedir que allí se haga algún tipo de construcción". Esta afirmación de la consejera, que mantiene la doctrina de sus antecesores en el cargo y del alcalde de Carboneras, Cristóbal Fernández (PSOE), tiene una explicación que se adentra en lo judicial. Si Castillo admitiera ahora que los terrenos están protegidos por el PORN de 1994, estaría reconociendo implícitamente que los técnicos de su Consejería alteraron los planos, lo que los dejaría en una situación jurídicamente comprometida.

"Falsa" e "insólita"

En su sentencia, el magistrado Rivera tacha de "falsa" e "insólita" la invocación que hizo la Junta de un error en los planos para situar la parcela de 16 hectáreas donde se asienta el hotel en terreno urbanizable. La consejera mostró ayer su "enorme satisfacción" con el fallo que considera ilegal el hotel, que recibió subvenciones del Ministerio de Economía y fue incluido en un plan de desarrollo turístico de la propia Junta de Andalucía con fondos europeos. Ahora, la Junta pretende comprar, como urbanizables, los terrenos aledaños al hotel para incorporarlos al parque natural.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de