La consejera para la Igualdad, Micaela Navarro, y el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, han destacado la importancia de este programa, que tiene como objetivo fundamental facilitar la integración laboral de personas con discapacidad, problemas de drogodependencias, ex tuteladas por la Junta de Andalucía y mujeres en riesgo de exclusión con menores a su cargo, a través de la realización de trabajos de mejora y conservación de los espacios naturales de Andalucía. En el acto también ha estado presente el director territorial Sur de La Caixa, Juan Reguera.

Desde que se puso en marcha este programa en el año 2006, han sido contratadas 453 personas en riesgo de exclusión (355 hombres y 98 mujeres), la mayoría con baja cualificación y escasa experiencia laboral, que han llevado a cabo un total de 899 actuaciones medioambientales en 296 municipios andaluces.

Dos millones de euros de inversión

El nuevo acuerdo suscrito prolongará durante un año el programa, con una inversión de dos millones de euros por parte de la Obra Social de La Caixa, lo que permitirá insertar como operarios forestales a otras 128 personas para la ejecución de 16 proyectos medioambientales y numerosas actuaciones complementarias en Andalucía.

Este programa ha permitido mejorar la accesibilidad de equipamientos públicos, desarrollar tareas selvícolas de desbroce y reforestación, mantener y delimitar senderos, dotar los espacios naturales con mobiliario de uso público o realizar labores de conservación de flora y fauna, entre otros trabajos.

El consejero de Medio Ambiente ha señalado que entre los aspectos novedosos del nuevo acuerdo se encuentran "la inclusión de aquellos proyectos y estudios centrados en temas de investigación y que contribuyan a minimizar los efectos del cambio climático, como pueden ser acciones que reduzcan las emisiones de CO2 a la atmósfera".

Otro requerimiento novedoso es la utilización de energías renovables en las iniciativas que se desarrollen, con el objetivo de contribuir a su implantación. Finalmente, en esta ocasión se incluye la posibilidad de realizar actuaciones en materia de prevención de incendios.

La Consejería de Medio Ambiente tendrá, como hasta ahora, un papel fundamentalmente técnico, elaborando los programas formativos y ocupacionales y determinando los objetivos preferentes de estas actuaciones. Esta consejería elegirá los enclaves en los que se desarrollarán los trabajos y decidirá también el contenido de las tareas, velando siempre por que tengan una utilidad real, es decir, una función social y un beneficio ambiental efectivo.

Por su parte, la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social se encarga de la gestión de la ocupación de los colectivos en situación o riesgo de exclusión social que puedan beneficiarse de este programa y, por tanto, de una integración sociolaboral.

199 actuaciones medioambientales

El anterior convenio, que también ha tenido un año de duración (abril de 2009-abril de 2010), permitió que fueran contratadas en toda Andalucía 103 personas en riesgo de exclusión social y laboral, para desarrollar actuaciones de mejora y mantenimiento de los espacios naturales más destacados en las ocho provincias andaluzas. El número de personas beneficiarias en cada provincia han sido 13 en Almería, 14 en Huelva, 13 en Sevilla, 13 en Cádiz, 11 en Málaga, 13 en Córdoba, 13 en Granada y 13 en Jaén. Han participado 88 hombres y 15 mujeres.

Por otro lado, los trabajos de mantenimiento y mejora medioambiental se han desarrollado en los parques naturales y figuras de protección más emblemáticos de Andalucía, con 199 actuaciones medioambientales de las que se han beneficiado 96 municipios.

Además, en el segundo convenio entre la Obra Social La Caixa y la Junta de Andalucía se ha dado prioridad a los proyectos que ayuden a minimizar los efectos del cambio climático, por lo que entre las actuaciones destacadas se han realizado dos reforestaciones en los espacios naturales con mayor valor ecológico de la comunidad.

Una de estas reforestaciones se ha producido en una zona devastada por un incendio en la Reserva de la Biosfera Sierra de las Nieves en Málaga, donde se han plantado 1.300 árboles endémicos. La otra ha sido la reforestación en el Parque Periurbano de los Villares en Córdoba, donde se han plantado 600 árboles característicos de la zona y 1.200 arbustos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de