Así, tras identificar los 5.226 ayuntamientos con parte o toda su superficie incluida dentro de la gran red europea de espacios protegidos, la FFRF les ha remitido una encuesta on line para solicitar a los responsables municipales, información detallada sobre este patrimonio natural.

Preguntas sobre si existe algún árbol o arboleda destacable en la zona, si cuenta con protección específica o si recibe cuidados especiales, ayudarán a la FFRF a diseñar, en el marco de su nuevo proyecto “EnArbolar”, una campaña de comunicación específica para mejorar su estado actual de conservación.

La directora general de la FFRF, Odile Rodríguez de la Fuente, informa de que cada árbol singular es “un valioso refugio de una flora y fauna singular, muchas veces amenazada, a la que sirven de simbólico paraguas ambiental”.

Pero además, explica que cada pueblo y ciudad tiene árboles especiales que por su tamaño, edad, rareza o historia “forman parte del patrimonio local y como tal su pérdida es muy sentida por los ciudadanos. Por esta razón, queremos dar un nuevo protagonismo a los municipios en la protección ambiental como custodios más cercanos de sus recursos naturales”.

“Nuestra intención es dirigirnos a los Ayuntamientos para animarles a conservar esos árboles grandiosos y transmitirlos en el mejor estado posible a las generaciones futuras, para que aprenderán a valorarlos como una parte esencial de su cultura y su paisaje”, añade.

Proyecto LIFE+ de sensibilización

Se trata de la primera acción del proyecto “EnArbolar”, iniciativa de comunicación, sensibilización e información que la FFRF y la Diputación de Valencia, desarrollarán durante los próximos tres años.

Su objetivo es elevar el grado de concienciación de la sociedad con respecto a la importancia de estos árboles como reductos de biodiversidad, testigos del cambio climático, generadores de paisaje, dinamizadores de las economías rurales y herramientas de educación medioambiental.

Se centra en la Red Natura 2000, una red europea de espacios naturales de alto valor ecológico que en España protege casi 15 millones de hectáreas, más de un 27% de la superficie terrestre nacional. Árboles como el Ciprés de Silos, las Pajareras de Doñana o la Laurisilva de La Gomera, forman parte de este selecto patrimonio.

Tras esta primera acción, la FFRF se compromete a mantener informados a los Ayuntamientos de las diferentes actividades, cursos, exposiciones, jornadas, congresos y publicaciones que llevará a cabo dentro del proyecto. Además, se les enviará el calendario "Árboles Monumentales 2013", editado por el Departamento de Árboles Monumentales de IMELSA / Diputación de Valencia, con el que sensibilizar y concienciar sobre uno de los mayores peligros para nuestros bosques: los incendios forestales.

La iniciativa cuenta con el aval del MAGRAMA. Igualmente, el Departamento de Árboles Monumentales de IMELSA/Diputación de Valencia aporta su experiencia como centro de referencia a nivel español y europeo en la protección y conservación de los árboles y bosques maduros, cuyo director Bernabé Moya ha destacado la “importancia de proteger específicamente este tipo de arboles y bosques, contando con la participación ciudadana”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de