Así, sus más de 500 profesionales aportarán recomendaciones técnicas durante la comisión de trabajo de renovación del Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo Sísmico en la Región de Murcia (Plan Sismimur), para incrementar la seguridad en la estructura de las actuales edificaciones y futuras construcciones en la Región.

El titular de la Consejería de Presidencia subrayó que "ante los riesgos naturales de sufrir terremotos en la Región, es necesario actualizar los protocolos de actuación y definir nuevas medidas de seguridad para minimizar el impacto de los fenómenos sísmicos en los edificios y en la prestación de servicios básicos".

En esta línea, resaltó la "elevada formación" de los profesionales del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos para detectar a través de inspecciones y evaluaciones los daños en viviendas, efectuar el seguimiento técnico de los inmuebles, y priorizar la intervención de los equipos especiales de trabajo y el equipamiento con el objetivo de garantizar la protección a la población.

Asimismo, propondrán medidas de protección para garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales en caso de que resulten afectados por la intensidad de un terremoto acaecido en la Región.

Continúan los trabajos de actualización

El consejero avanzó que próximamente se reunirá el grupo de evaluación sísmica, responsable de elaborar un estudio sobre los daños causados por los fenómenos sísmicos y sus réplicas, así como de fijar las actuaciones más recomendables para garantizar la seguridad de la población residente en la zona afectada.

Su finalidad es prever la adopción de las medidas necesarias para reducir los daños sobre la población ante la posible afección de las viviendas tras un episodio de estas características.

Con posterioridad se reunirá el grupo de restablecimiento de servicios esenciales, que trabajará en la actualización de los protocolos de actuación que faciliten el suministro de servicios como el agua potable, combustible, redes de gas, eléctricas y telefónicas, o vías de transporte ante una emergencia relacionada con los terremotos.

Este grupo también se encargará de supervisar los daños producidos en las líneas vitales, establecer los dispositivos de emergencia necesarios que faciliten el suministro provisional de los servicios esenciales afectados, hasta la rehabilitación de las infraestructuras, y asegurar el restablecimiento de estos servicios en el menor plazo de tiempo posible.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de