Para llevar a cabo las acciones previstas, la norma cuenta con una dotación presupuestaria de 180,5 millones de euros hasta 2013 -procedentes de recursos propios de la Junta y del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) 2007-2013-.

En la Ley se integran las distintas normativas autonómicas que hasta ahora regulan los usos y aprovechamientos desde una perspectiva sectorial agraria, forestal y ambiental.

128 municipios andaluces se beneficiarán de esta ley

La norma tendrá "importantes repercusiones" sociales y económicas en las zonas adehesadas de las que dependen 128 municipios andaluces, que se benefician del "aprovechamiento múltiple y sostenible de los recursos que genera". En este sentido, la Consejería de Agricultura, promotora de esta Ley junto con la de Medio Ambiente, considera que no puede existir dehesa sin una actividad que garantice el sostenimiento de los sectores económicos ligados a ella. Precisamente su "función territorial y social" obliga a dotarla de los instrumentos necesarios para facilitar una "explotación sostenible y preservar sus recursos".

También la Ley tiene entre sus fines promover una gestión de estos espacios con un enfoque integral que garantice su sostenibilidad y fomente la viabilidad económica de las explotaciones, la simplificación de los procedimientos administrativos que deberán realizar los interesados, preservar el patrimonio genético, fomentar la investigación y poner en valor el patrimonio material e inmaterial ligado a las dehesas.

Entre otros instrumentos de protección, gestión y promoción, la Ley prevé la elaboración del Plan Director, con la participación de las organizaciones representativas del sector y que aprobará el Consejo de Gobierno. Tendrá una duración de 20 años con revisiones cada 5 años. Este Plan, coordinado por la Comisión Andaluz de la Dehesa, se complementará con los de Gestión Integral, instrumento dirigido a lograr un mejor aprovechamiento económico en consonancia con la conservación de los recursos naturales. Con el fin de incentivar la elaboración de los planes integrales, que son de carácter voluntario, éstos se considerarán prioritarios en la concesión de ayudas.

La dehesa, un importante ecosistema

La Ley de la Dehesa establece la creación de una Comisión Andaluza, que será el órgano encargado de coordinar el Plan Director, previo informe, así como de proponer actuaciones que mejoren las producciones y, por consiguiente, la rentabilidad de las explotaciones, medidas para el fomento de la investigación y formación y otras que contribuyan a mantener la población en el territorio.

La dehesa, con 1,2 millones de hectáreas, supone aproximadamente el 14% del territorio regional y la mitad de la superficie española de este ecosistema. En Andalucía las dehesas se distribuyen principalmente por Sierra Morena y las serranías gaditanas y subbéticas.

Este ecosistema se caracteriza por su diversidad biológica, el carácter de refugio para especies amenazadas de la flora y la fauna, el papel que desempeñan en territorios en los que apenas hay otras alternativas económicas, la producción de alimentos de gran valor añadido o el gran potencial para el desarrollo de la agricultura ecológica y el turismo rural, elementos que constituyen algunos de sus valores más destacados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de