La montaña más alta de Colombia es la Sierra Nevada de Santa Marta, allí se encuentra el Pico Cristóbal Colón y el pico Simón Bolívar con (5.775m) de altura.

En Colombia la extensión de páramos alcanza 2’906.136 Ha, 1.4% de la superficie total del país, y del 2.5% de la superficie continental del país. Esta cifra indica que el país posee cerca del 50% del total de los páramos existentes en el mundo.

El 11 de diciembre fue declarado “Día Internacional de las Montañas” en el 2003, por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Este año el tema principal desarrollado para esta conmemoración, es la “La promoción de productos de montaña”, una ocasión para promover la conservación de estos territorios así como salvaguardar la vida de las comunidades que viven allí.

Según Las Naciones Unidas, las montañas cubren el 22 por ciento de la superficie terrestre del mundo y son el hogar de 915 millones de personas aproximadamente, representando el 13 por ciento de la población mundial. Sin embargo, uno de cada tres habitantes de las montañas en los países en desarrollo es vulnerable a la inseguridad alimentaria, y se enfrenta a la pobreza y al aislamiento.

Colombia es un país de montañas gracias a la cordillera de los Andes que con sus ramificaciones, forman cuencas hidrográficas y que prestan servicios ecosistémicos, de abastecimiento y de regulación muy importantes, adicional al resto de su biodiversidad reflejada en mares, islas, costas y llanuras.

Entre los ecosistemas de montaña se encuentran los nevados, los páramos, los humedales, el bosque altoandino y el bosque andino. Dentro de las principales amenazas se encuentran el cambio climático, la deforestación y la producción del sector energético, entre otros.

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, destacó que “Se están asumiendo grandes compromisos, para seguir protegiendo nuestros bosques y montañas con planes más estratégicos en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, de mitigación y adaptación en el sector del uso del suelo,Visión Amazonía y la estrategia nacional REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques)”

En fechas como estas, aprovechamos la oportunidad para hacer la reflexión sobre de los servicios que prestan los ecosistemas de montañas:

Los páramos son uno de los ecosistemas de montaña más estratégicos para el país, siendo la fuente del 70% del agua dulce en el territorio, cumpliendo importantes funciones como la regulación del ciclo hidrológico, el almacenamiento de carbono atmosférico y su posición como corredor biológico para diversas especies de flora y fauna.

Se estima que el 36% de los municipios (400) tiene territorio en ecosistemas de páramos, del total 10 tienen el 70% de su superficie en el ecosistema y 31 municipios el 50%, por lo cual no es extraño que 32 áreas pobladas se encuentran al interior de los complejos de páramo.

En total se han identificado 36 diferentes complejos de páramos distribuidos en las tres cordilleras. La cordillera oriental concentra la mayor superficie de páramos, con un 54,5% del total de la superficie de páramos del país

Los glaciares son ecosistemas realmente especiales para la vida sobre el planeta, bridan valiosos servicios ecosistémicos que incluyen la regulación y el almacenamiento del agua y además son los mejores medidores naturales del calentamiento global.

Específicamente en materia de conservación de glaciares en el país, es de señalar que todos los glaciares colombianos: el volcán Nevado del Huila, Volcán Nevado del Tolima, Volcán Nevado de Santa Isabel, el Volcán Nevado del Ruíz, la Sierra Nevada del Cocuy, y la Sierra Nevada de Santa Marta, hacen parte del Sistema de Parques Nacionales Naturales y se encuentran bajo la categoría de Parque Nacional Natural, una categoría de protección estricta.

El Bosque Altoandino, se distribuye desde los 1.800 y 2500 metros de altitud, con una temperatura de 8 a 13°C, se caracteriza por presentar alta humedad, formando nubes que envuelven la cima de la montaña, tiene una función muy importante al regular el flujo hídrico que proviene de los páramos. Otra característica es la relación tan estrecha que tiene con el ecosistema Paramo, puesto que la fauna de los páramos es escasa y cómo muchas especies que lo utilizan dependen más de la existencia y permanencia de los bosques andinos para su sobrevivencia como poblaciones biológicas.

El Bosque Andino, Inicia entre los 1000 y 1200 msnm, hasta los 1800 o 2000 msnm, este tipo de bosque, tiene arboles de porte de hasta unos 20 m de altura, cumple con la función de recolectar el agua que se forma por la neblina y contribuye a incrementar el caudal de los ríos y quebradas que nacen de los Paramos, o da origen a nuevos manantiales, provee un espacio propicio para el establecimiento de musgos, hepáticas y epífitas. Lamentablemente es uno de los ecosistemas que más ha sido perturbado. 

Los humedales son definidos según el Convenio RAMSAR, como “cualquier extensión de marisma, pantano o turbera, o superficie cubierta de aguas, sean estas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de aguas marinas cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros". Estos ecosistemas tienen una amplia distribución pero pueden también ubicarse en la alta montaña



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de