La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, con la colaboración de la Dirección General de Marina Mercante y la Sociedad de Seguridad y Salvamento Marítimo, el Ayuntamiento de Palma de Mallorca y Cruz Roja, llevan a cabo operaciones de control, recogida y limpieza de un supuesto vertido en la playa de Can Pastilla.

Es el quinto simulacro, el primero en 2016, que se lleva a cabo por parte del Ministerio en el marco del Plan Estatal de Protección de la Ribera del Mar

Hoy ha tenido lugar en la playa Can Pastilla, en Palma de Mallorca, un simulacro de lucha contra la contaminación, con objeto de poner en práctica el despliegue de los medios necesarios que deben actuar ante un vertido que amenace las aguas marinas así como la costa.

Se ha simulado la avería en el sistema de propulsión y posterior varada de un buque tanque dedicado al transporte de productos derivados del petróleo. 

La varada produce daños en el casco de la embarcación y provoca que parte del combustible se vierta, apreciándose rastros de contaminación por fuel-oil pesado alrededor del buque varado y en la playa. 

Las operaciones en costa se iniciaron a las 11:00h en el extremo oeste de la playa de Can Pastilla, junto al Puerto Deportivo del Club Marítimo San Antonio de la Playa, con el despliegue de los medios de respuesta contra la contaminación.

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en coordinación con el Ayuntamiento de Palma de Mallorca y Cruz Roja llevaron a cabo las actuaciones de respuesta con sus técnicos y operarios, aproximadamente unas 50 personas.

Se establecieron en la playa la zona de recogida con depósitos intermedios de almacenamiento, el área de depósito y de descontaminación y los corredores a efecto de evitar contaminaciones secundarias en la playa.

El simulacro contó asimismo con la participación de la Delegación de Gobierno, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, el  SEPRONA y la Policía Nacional. Y como observadores asistieron la Dirección General de Emergencias e Interior del Govern Balear, el Club Marítimo San Antonio de la Playa y la Unidad Militar de Emergencias.

TIEMPO REAL DE RESPUESTA

Como consecuencia del “accidente”, se lleva a cabo la activación simulada del Plan Estatal de Protección de la Ribera del Mar (Plan Ribera) del Ministerio en fase de alerta. 

De acuerdo con el Sistema Nacional de Respuesta ante la contaminación marina, se movilizan los medios de respuesta que el Ministerio dispone en la zona, concretamente en la base de actuación rápida situada en Porreres.

Los medios del Ministerio, junto con personal del Ayuntamiento de Palma y voluntarios de Cruz Roja,  se concentran en el extremo oeste de la playa de Can Pastilla, donde se establece una zona de sacrificio hacia la cual dirigir la contaminación para su recogida en tierra y evitar así que afectar a toda la extensión de la playa.

Para la respuesta en costa, actúan cinco equipos con un total de unas 50 personas, que despliegan barreras selladoras y cilíndricas, material absorbente, tanques de almacenamiento, material de recogida y limpieza. 

Para el despliegue de la barrera se dispone de una embarcación de Salvamento Marítimo.

El simulacro terminó en torno a las 13:00h con las operaciones de recogida y transporte de los depósitos intermedios hasta la zona de almacenamiento del hidrocarburo.

PLAN ESTATAL DE PROTECCIÓN DE LA RIBERA DEL MAR

Este ejercicio es el quinto, el primero en 2016, que organiza el Ministerio en el marco del Plan Estatal de Protección de la Ribera del Mar contra la Contaminación (Plan Ribera), que desarrolla el Sistema Nacional de Respuesta ante la contaminación en el mar.

Los medios de lucha contra la contaminación con los que cuenta el Ministerio en el Plan Ribera están distribuidos en 5 bases logísticas de actuación rápida en puntos estratégicos del litoral (Pontevedra, Jerez de la Frontera, Tarragona, Las Palmas de Gran Canaria y Palma de Mallorca).

El Plan Ribera actúa en los siguientes supuestos:

  • Situaciones de contaminación muy grave o catastrófica (situación 3), de tal forma que mediante el Plan Ribera se coordina desde la Administración General del Estado la respuesta de los distintos planes territoriales de las comunidades autónomas y los planes locales de los ayuntamientos.
  • Situaciones de contaminación en las que una comunidad autónoma que tiene activado su plan territorial declara la situación de emergencia de nivel 2 (situación 2), y solicita medios de lucha contra la contaminación adscritos al Plan Ribera.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de