Las organizaciones ecologistas continúan con su oposición al trasvase de agua del Tajo hacia Las Tablas de Daimiel. Los motivos de esta se basan en que este envío de agua no es la solución para la futura recuperación de Daimiel y del Acuífero 23. Una de las razones que afirman los ecologistas es “la evidente incertidumbre de que haya disponibilidad de agua en el Tajo para enero, especialmente habiendo alternativas con el Guadiana”.

Posición de la administración

La postura de las asociaciones ecologistas se le comunicó al secretario de estado del MARM, Joseph Puxeu, y a la junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. En el escrito, “solicitan un cambio radical en la política agraria que facilite la reconversión del regadío”.

Para las organizaciones, la incentivación del regadío, la postura condescendiente ante los pozos ilegales y la inacción ante el deterioro ambiental en el entorno del parque nacional, son los mayores obstáculos para la recuperación.

Petición de agua del Guadiana

Para los ecologistas, “ya es la hora de que la Cuenca del Guadiana asuma su responsabilidad en la recuperación de las Tablas”.

Con una pancarta con el lema, Agua del Guadiana para las Tablas de Daimiel desplegada ante la sede de la Consejería, los grupos ecologistas reiteran su apuesta por apagar los incendios y facilitar la recuperación del Parque Nacional empleando agua de pozos cercanos al Guadiana. Esta solución está dando buenos resultados ya, de hecho el MARM, ha señalado que se va a ampliar en próximas fechas, pero siempre en terrenos con derechos de titularidad pública.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de