El pueblo oscense de Ontiñena ha sido elegido para albergar “Las Vegas” de Europa. Contiene un inmenso paisaje desértico. En total son 2500 hectáreas de las que son propietarios el ayuntamiento y 130 de sus 500 vecinos. Los agricultores saben que pueden estar trabajando su tierra para el trigo por última vez.

Pronto puede que esté sembrada de ruletas o mesas de póquer. El pastor del pueblo también venderá sus 30 hectáreas por un mínimo de 180.000 euros, pero seguirá con la ovejas.

Ahora en las casas del pueblo andan buscando sus documentos para demostrar que son propietarios. Pero tengan o no tierras, todos creen que “Las Vegas” de los Monegros traerán prosperidad a Ontiñena. Ya están ansiosos de poder escuchar en estas áridas tierras el “hagan juego señores”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de