En un informe presentado en una conferencia internacional que se celebra en Sun City, Sudáfrica, la agencia de la ONU llamó a los países a que apliquen estrategias integrales de gestión de incendios y mejoren el seguimiento de las emisiones de carbono que éstos causan.

"Los megaincendios tienen causas antropogénicas principalmente, y el cambio climático probablemente los intensifique, pero ahora se sospecha que también forman un círculo vicioso que acelera el calentamiento del planeta", señaló Pieter van Lierop, oficial forestal de la FAO.

Algunos incendios colosales recientes fueron el del Sábado Negro de 2009, en Australia, que causó la muerte de 173 personas, y los incendios forestales sin precedentes en Rusia en 2010, donde murieron 62 personas y se quemaron más de dos millones de hectáreas de bosques.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de