El fuego ha arrasado 22.201,07 hectáreas durante el primer cuatrimestre de 2008, es decir, un 0,08 por ciento del territorio, casi un triple de lo registrado en el mismo periodo de 2007 (7,616,16), pero un 12 por ciento menos que la media de los diez últimos años.

Además, se han registrado ya dos grandes incendios (más de 500 hectáreas afectadas) mientras que el año anterior hubo uno y en toda la década la media es de tres. En total, se han producido 5.716 siniestros, exactamente los mismo que la media del decenio, aunque casi el doble que en 2007. De ellos, 3.037 fueron conatos y 2.679 incendios (más de una hectárea afectada).

Concretamente, han ardido 2.488,63 hectáreas de superficie arbolada (el doble que hace un año, pero la mitad de lo normal) y 18.000 de matorral y monte abierto (similar a la media y más del triple que en 2007. Igualmente, se han perdido 1.711 hectáreas de pastos y dehesas.

Durante el primer trimestre de 2008, casi cuatro de cada cinco hectáreas (79,82 por ciento) han ardido en el noroeste de España (Galicia, Asturias, Cantabria, y País Vasco, y las provincias de León y Zamora), mientras que un 15 por ciento lo hicieron en las comunidades del interior, un 4,2 por ciento del Mediterráneo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de