Por Félix Toribio

redaccion@ambientum.com

La plataforma ciudadana Refinería NO ha convocado para hoy viernes 12 de junio y mañana sábado un grupo de actividades, en las que se pondrá de manifiesto "la negativa de la población extremeña" a la construcción de una refinería en Balboa (Extremadura).
La plataforma ciudadana lucha desde hace cuatro años y medio para paralizar el proyecto. También quieren que las administraciones competentes en materia de medio ambiente hagan público el resultado de la evalución de impacto ambiental, que está ahora en manos del Ministerio de Medio Ambiente. 

La Junta de Extremadura, por su parte, defiende el proyecto y ofrece una ayuda económica para la realización de la planta, aportando un 20% del  coste de la misma.

Actos programados
Para más datos sobre la salida de autobuses y actividades organizadas, visitar su página web. Para hoy se tiene organizado celebrar una exposición sobre la lucha de esta plataforma durante los 4 años y medio que llevan, la proyección de un documental, bajo el nombre Mientras el aire es nuestro (21.30)  y un concierto (23.00), en la plaza del Museo Reina Sofía (Madrid). Para mañana, sábado sobre las 12.00 tendrá lugar la concentración multitudinaria, que es el acto central de la convocatoria.

Ecologistas

La plataforma cuenta con el apoyo de las organizaciones ecologistas más importantes de España, como Greenpeace, delegación de Biodiversidad Terrestre de WWF, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra y SEO Birdlife.

Entre las afecciones más importantes destacaría la construcción de un oleoducto vinculado a la instalación de unos 200 Km de longitud, que comunicará el puerto de Huelva con la refinería y que durante su recorrido atravesaría varios espacios incluidos en la Red Natura 2000, protegidos por normativa europea y afectando al ecosistema del Parque Nacional de Doñana.

Posible oleoducto dañino

Además el oleoducto desembocaría en una zona de costa protegida según declara la propia plataforma ciudadana. También hay que decir que sería susceptible de producir episodios de desastre natural como el vivido en las costas Gallegas (Nunca mais), pues se prevé que cerca de 100 petroleros frecuentes la zona al año.

Nadie puede garantizar que no vuelva a suceder lo que sufrió toda España en 2002, cuando 77.000 toneladas de petróleo fueron emitidos al mar causando la muerte a cientos de animales y provocando pérdidas en el sector marisquero y pesquero. Si los barcos son monocasco y la cuantía de las multas no son aplatadoras para las compañias petrolíferas, poco podemos esperar de ellas.

Como niños

La polémica transciende al ámbito político donde parece que los principales partidos políticos son incapaces de ponerse de acuerdo y favorecer a la población, sin mermar el medio ambiente. Con lo que se demuestra su retrograda ideología de la no sostenibilidad.
 
El alcalde de Los Santos de Maimona, José Santiago Lavado, afirmó en un acto público el pasado fin de semana que “la refinería se pondría con el Partido Popular por encima de todo y con el PSOE se pondrá cumpliendo la normativa regional, nacional y europea”. Dejando entrever que ellos serán quienes la pongan en marcha, pero que si contamina es porque la legislación del Gobierno no es lo suficientemente estricta.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de