Son las PYME quienes crean muchos puestos de trabajo verdes, al contrario de las grandes empresas: en 2012, uno de cada ocho trabajadores de pequeñas o medianas empresas tendrá un empleo verde, lo que representa casi el 13% de todo el empleo de las PYME (en las grandes empresas, la proporción era de uno por cada treinta y tres, lo que equivale al 3% del empleo de las grandes empresas). También se calcula que los puestos de trabajo verdes en las PYME crecerán de forma dinámica a una tasa del 35% en los próximos dos años.

La encuesta del Eurobarómetro también muestra otras fuentes de potencial sin utilizar que podría ser explotado por las PYME. Por ejemplo, menos de una cuarta parte de las PYME saca provecho del mercado único de productos o servicios verdes. Se considera que uno de los principales obstáculos son los trámites burocráticos: el 20% de las PYME creen que sería más fácil realizar inversiones verdes si los procedimientos administrativos y jurídicos transfronterizos no fueran tan complejos.

Las PYME también están adquiriendo experiencia en la industria verde. Tres de cada cinco PYME (un 61%) que venden productos o servicios verdes se han mostrado activas en los mercados verdes durante más de tres años, frente al 52% en Estados Unidos. Las industrias de la alimentación y bebidas (25%) y la maquinaria y los bienes de equipo electrónicos y mecánicos (23%), son las ramas de PYME que más productos y servicios verdes venden en la UE.

El vicepresidente de la Comisión Europea Antonio Tajani, responsable de Industria y Emprendimiento, ha anunciado los resultados del Eurobarómetro: “Me alegra ver que las PYME están asumiendo este enorme potencial, aún sin explotar, que les traerá más innovación, mejorará su competitividad y creará más puestos de trabajo. No obstante, aún queda mucho por hacer. Solo muy pocas PYME europeas pueden ampliar sus negocios verdes a mercados extranjeros.Sabiendo que la UE representa alrededor de un tercio del mercado mundial de las industrias ecológicos, esto descubre un enorme potencial de crecimiento para las PYME”.

Los mercados verdes para las PYME de la UE siguen siendo principalmente nacionales. El 87% de las PYME implicadas en los negocios verdes (o en la economía verde) operan en sus mercados nacionales. Algo menos de una cuarta parte de las PYME dicen que intentan aprovechar las oportunidades del mercado único. Se calcula que los países BRIC representarán alrededor del 60% del PIB mundial de aquí a 2030, y solo el 3% de las PYME de la UE se aventuran a vender sus productos o servicios verdes en Asia y el Pacífico Sur, y apenas un 2% en Latinoamérica.

La demanda de los clientes

Según la encuesta del Eurobarómetro, la razón principal de las PYME de la UE para vender productos o servicios verdes es la demanda de los clientes (48%). Los valores fundamentales de la empresa (32%) o su imagen (30%) también desempeñan un papel en este sentido.

El 93% de las PYME de la UE toman medidas para ser más eficientes en la utilización de los recursos. El 64% de las PYME ahorran energía; el 61%, reciclan, y el 62%, reducen al mínimo sus residuos. Una de las máximas prioridades del 33% de las PYME es mejorar la eficiencia de los recursos.

Las PYME consideran que los incentivos financieros son el mejor medio de ayudarles a ser más ecológicas en su forma de operar y en los productos y servicios que ofrecen.

Aproximadamente la mitad (51%) de las PYME consideran las deducciones fiscales, las subvenciones y los préstamos como las mejores medidas de apoyo a la inversión en eficiencia energética.

Aproximadamente la mitad (49%) de las que ya ofrecen productos verdes indican que los incentivos financieros para el desarrollo de los productos serían la mejor manera de ayudar a expandir su gama de productos o servicios verdes.

El 31% de las PYME que no ofrecen actualmente productos ni servicios verdes también creen que los incentivos financieros serían la mejor manera de ayudarles a poner en marcha una gama de productos o servicios verdes.

La simplificación administrativa

El asesoramiento técnico y la simplificación administrativa también se consideran muy eficaces para ayudar a las PYME a ser más verdes. En los dos próximos años, cuatro PYME de cada cinco (80%) prevén adoptar medidas a favor de la eficiencia de los recursos, pero una de cada cinco dice que sería más fácil si los procedimientos administrativos y jurídicos no fueran tan complejos o si los costes de estas medidas fueran inferiores.

Una de cada cuatro PYME (25%) afirma que simplificar los procedimientos administrativos para construir capacidad de cogeneración, como la instalación de paneles solares, sería especialmente eficaz para impulsar la eficiencia energética.

Disponer de más información sobre los contratos de servicios de energía y de las opciones para ahorrar energía también ayudaría a una de cada cuatro PYME (24%) a reducir la factura energética.

Alrededor de una de cada cinco PYME que actualmente no ofrecen productos ni servicios verdes dicen que una ayuda para identificar los mercados o clientes potenciales de productos o servicios verdes podrían hacer que pensaran en entrar en los mercados verdes.

La contratación pública verde como motor de una economía más sostenible sigue siendo un reto para las PYME. Según los datos disponibles, solo el 11% de las PYME de la UE se han presentado a convocatorias de contratos públicos que incluían requisitos medioambientales, contra el 16% de las grandes empresas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de