El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ha aprobado la declaración de obras de emergencia en las infraestructuras dependientes en Ceuta de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que resultaron seriamente dañadas a consecuencia de las lluvias torrenciales de los días 28 y 29 de septiembre.

Las resoluciones de la Dirección General del Agua, con fecha del 24 de octubre de 2008, aprueban un montante global de 6 millones de euros para realizar actuaciones tanto en los caminos y accesos que circundan las presas del Infierno y Renegado, presupuestadas en 4 millones de euros, como en el Arroyo Benítez-Guillén, con otros 2 millones de euros.

Las intensas y continuadas lluvias durante aquellas 48 horas provocaron que los accesos a los embalses quedaran destrozados, siendo muy difícil acceder a ellos a pie o en vehículo. De igual modo, las precipitaciones desbordaron el encauzamiento del Arroyo de Benítez. Estas obras se iniciarán con la mayor brevedad, dada la declaración de obra de emergencia, siendo el presupuesto concedido el mismo que se propuso desde la Delegación del Gobierno para hacer frente a los daños causados por las lluvias torrenciales en infraestructuras de la CHG.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de