PIXABAY

Las vacaciones de verano son un buen momento para probar nuevas experiencias y para disfrutar de una manera diferente. Una buena forma de hacerlo es dando un paseo en una embarcación, disfrutando del mar de una forma mucho más intensa que estando en la arena de la playa rodeados de personas.

Por ejemplo, estar en Ibiza con un velero, conociendo sus calas, su costa… es una experiencia mucho más intensa que recorrer la isla en coche, por carretera.

Beneficios de navegar a vela

Salir a navegar en un barco de vela conlleva una serie de beneficios frente a otro tipo de embarcaciones:

  • Ausencia de ruido: En nuestro día a día no somos conscientes de todos los sonidos atronadores que tenemos a nuestro alrededor. Y quizá sea mejor que no nos demos cuenta porque de lo contrario la contaminación acústica puede volverse insoportable. Al navegar en un velero consigues quedarte únicamente con los sonidos de la naturaleza, que en el mar son una auténtica gozada. Al no tener un motor, la embarcación no produce ningún ruido, así que es más fácil apreciar el silencio o los tranquilizadores sonidos del mar.
  • Disfruta de la naturaleza: El murmullo del mar, su olor, el contacto con la brisa marina, poder observar a un gran número de animales tanto peces como aves, disfrutar de un baño sin estar rodeado de cientos de personas… todos estos aspectos inciden en un punto: entrar en contacto con la naturaleza, sentirla y vivirla de una manera especial creando una conexión que es imposible de poner en palabras.
  • Menos contaminación: Como los veleros están impulsados por el viento no producen contaminación. La navegación en velero es mucho más sostenible y respetuosa con el medioambiente. Los ecosistemas marinos no se ven afectados en la misma medida con la navegación de los veleros que con la navegación de otro tipo de barcos.
  • Precio: Las embarcaciones de vela son mucho más baratas y asequibles económicamente que las que están impulsadas por un motor o que las que exigen la contratación de un patrón de barco que los lleve. Los veleros son barcos que están al alcance de todos los bolsillos.
  • Experiencia única: El velero es una experiencia única que merece la pena probar. Además, compartir esta experiencia con familiares y amigos la hace mucho más enriquecedora y memorable que hacerlo con desconocidos. Un paseo marítimo une mucho y crea recuerdos imborrables.

Consejos para navegar a vela

Navegar en un velero no tiene demasiados secretos. En cualquier caso, vamos a darte un par de consejos que no está de más que tengas en cuenta en todo momento cuando viajes en un velero:

  • Aprende a controlar las velas: Como los veleros son embarcaciones que necesitan del aire para propulsarse, es conveniente que aprendas a manejar las velas con soltura para que puedas aprovechar al máximo las corrientes de aire y las ráfagas de viento.
  • Mantén una velocidad prudente: Al igual que sucede con los automóviles, no corras con tu velero. Mantén una velocidad homogénea en la medida de lo posible. Eso te permitirá mantener el control de la situación en todo momento.

Por todas estas razones, disfrutar de un paseo o de unos días en una embarcación de vela va a hacer que vivas unas vacaciones de verano que no olvidarás jamás.

Fuente: Redacción Ambientum



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de