Este proyecto, aseguran los responsables, “pretende mejorar el conocimiento básico de la interacción entre los bosques y el cambio global, y determinar cómo su gestión puede ser integrada de forma efectiva dentro de las estrategias por ajustar y mitigar los efectos del cambio global”. Es por esto que el grupo de investigación pretende examinar los servicios a nivel de ecosistema que ofrecen los bosques y su grado de interdependencia respecto a varios componentes del cambio global, identificando las oportunidades de gestión para modificar estos comportamientos.

Objetivos prioritarios del proyecto

El objetivo general del proyecto se organiza alrededor de tres ejes principales: la influencia del cambio global en los bosques, las formas en las que éstos pueden controlar las consecuencias del cambio climático y  la modificación de los efectos del cambio climático mediante la gestión de los bosques.

Tres escalas de actuación

El programa de estudio incluye tres escalas independientes (puntual, local y regional). La escala puntual estará representada por ocho áreas de estudio principales y se incluyen tres tipos de ecosistemas diferentes: montañas no mediterráneas, montañas mediterráneas y llanuras mediterráneas. Las ocho áreas contienen lugares que han sido estudiados intensivamente, algunos de los cuales, como por ejemplo Doñana, han sido monitorizados durante décadas, “por el que representan un punto de partida ideal para  este estudio”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de