El movimiento ecologista español recibe con satisfacción la suspensión del certificado forestal FSC a las plantaciones de las empresas Norfor y Silvasur, ambas del Grupo ENCE, grupo empresarial dedicado a la fabricación de pasta y papel a partir de fibra de eucalipto. La suspensión del certificado ha sido debida a la falta de cumplimiento de los estándares españoles del FSC. La noticia ha sido muy bien acogida por las organizaciones ecologistas Verdegaia (Galicia), Coordinadora Ecoloxista de Asturies (Asturias), ARCA (Cantabria), Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, WWF/Adena y Greenpeace, algunas de las cuales ha utilizado en los últimos años los mecanismos de reclamación del sistema FSC para hacer llegar a ésta institución que la gestión de ambas empresas tenía todavía muchos aspectos que mejorar.

Norfor y Silvasur son propietarias de algo más de 80.000 hectáreas de plantaciones, principalmente de eucalipto, en Andalucía, Galicia, Asturias y Cantabria. Desde octubre de 2004 dichas plantaciones disponían del certificado FSC. En el caso de Norfor, la empresa posee 442 hectáreas (274 cubiertas de eucalipto) dentro de espacios de valor ambiental incluidos en la Red Natura en Galicia y Asturias. La suspensión del certificado FSC a la empresa Norfor está justificada por el deficiente conocimiento que tiene la empresa respecto a los valores ambientales (flora, fauna, suelos, etc.) en el interior de estos espacios protegidos y la falta de adaptación de la gestión forestal a estos valores. Aspectos relacionados con la conservación de los suelos, la diversidad de las plantaciones y las relaciones de esta empresa con la sociedad han recibido también un suspenso por parte de FSC.

"FSC es el único sistema de certificación forestal transparente que garantiza la participación equilibrada de los representantes de los interés sociales, económicos y ambientales, y que ha demostrando en todo el mundo que es una gran herramienta para mejorar la gestión forestal y la conservación de los bosques del planeta. Por ello, creemos que el Grupo ENCE deben apostar por corregir urgentemente las carencias identificadas por los auditores" ha declarado Félix Romero, del Programa de Bosques de WWF/Adena.

Victor Barro de Amigos de la Tierra señaló "FSC debe replantear los estándares para plantaciones para garantizar que casos como los de Norfor no vuelvan a ocurrir. Igualmente, debe aumentar el control sobre las empresas certificadoras del sello para no incurrir en un fraude a los consumidores."

Las mismas plantaciones de Norfor y Silvasur cuyo certificado FSC ha sido suspendido mantienen el certificado forestal PEFC, lo que demuestra que este sistema tiene unos estándares menos exigentes en aspectos ambientales, además de no disponer de los mecanismos de participación pública lo suficientemente eficaces para mejorar la gestión forestal a través de la participación de todos los grupos de interés. El PEFC, apoyado por los sectores industriales y algunas administraciones autonómicas, no cuenta con el apoyo de ninguna organización comprometidas con la conservación, la ecología o la ayuda al desarrollo.

"Lo que ha ocurrido con las plantaciones de eucalipto de Norfor es impensable en PEFC, ya que este sistema no busca una mejora real de la gestión forestal" ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace España.

"FSC ha tardado en reaccionar ante la concesión irregular del certificado a Norfor en 2004. Deseamos que esta suspensión se convierta a corto plazo en cancelación si Norfor continúa incumpliendo estándares, y que FSC mejore para evitar en el futuro más escándalos como el de la certificación de Norfor", ha declarado Xosé Veiras, de Verdegaia.

El Grupo ENCE acumula un largo historial de conflictos con el medio ambiente y la sociedad. Recientemente la Coordinadora Ecoloxista de Asturies ha denunciado ante el Principado de Asturias que las obras de ampliación de la fábrica de Navia propiedad de esta empresa no cuentan con la obligatoria declaración de impacto ambiental favorable ni la autorización ambiental integral concedida.

“Es intolerable que la administración no obligue a las grandes empresas a cumplir la ley. Las obras de ampliación de la fábrica de papel de Navia deben ser paralizadas hasta que el Grupo ENCE tenga todas las autorizaciones que exige la ley” ha declarado Fructuoso Pontigo, de la Coordinadora Ecoloxista de Asturies.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de