La consejera Isabel Elizalde y la directora general de Medio Ambiente, Eva García, han participado en las actividades que han tenido lugar en Falces y Marcilla 

El proyecto europeo Life+Territorio Visón, que se ha desarrollado en Navarra desde 2010 con una inversión de 6 millones de euros, ha sido clausurado el pasado fin de semana con una serie de actos que han tenido lugar en dos localidades navarras que acogen poblaciones de visón europeo, Falces y Marcilla, y que han contado con la participación de la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, y de la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García.

Isabel Elizalde y Eva García han presidido la reunión que la comisión de seguimiento ha celebrado en el Punto de información del Proyecto Life+Territorio Visón, situado en Falces, a la que también han asistido los alcaldes de localidades que cuentan con poblaciones de visón europeo (Milagro, Peralta, Falces y Marcilla), representantes de las entidades e instituciones socias del proyecto y técnicos que han trabajado en su desarrollo.

Paralelamente ha tenido lugar, en el Centro Cívico Pedro Iturralde de Falces, la  proyección, de seis documentales inéditos filmados durante el proyecto, con imágenes exclusivas tanto del visón como de las novedosas actuaciones de restauración de hábitats realizadas, comentados por el productor audiovisual y autor de los documentales, Eduardo Beriáin, sobre la filmación de especies salvajes en Navarra. 

En concreto, el primer documental muestra la situación de partida y los objetivos planteados; el segundo es un montaje de las imágenes tomadas con cámaras de fototrampeo (imágenes captadas con cámaras ocultas) durante los años 2011-2012, instaladas en diferentes tramos para localizar pasos frecuentes de visón; y el tercero presenta las acciones de sensibiliza y participación. 

En otro vídeo se dan a conocer las obras de restauración fluvial de los paisajes del Territorio Visón, un antes y un después del Life. 

Un quinto vídeo muestra imágenes de este mamífero en su medio natural, que ayudan a conocer mejor la biología y el comportamiento de esta especie tan difícil de observar. Por último, el sexto vídeo ofrece información sobre el origen de los datos de campo que fundamentan los proyectos de restauración fluvial del proyecto, así como las conclusiones y nuevos conocimientos adquiridos en los últimos años.

La consejera Isabel Elizalde ha presenciado las últimas proyecciones y al finalizar ha dirigido unas palabras a los asistentes en las que ha felicitado a los responsables del proyecto por los logros conseguidos y ha animado a los ayuntamientos de las localidades que forman parte del Territorio Visón a seguir trabajando en la mejora y conservación de los hábitats del visón europeo, que conforman un territorio único en Navarra y de gran valor medioambiental. 

La incesante lluvia caída durante toda la mañana ha obligado a suspender la prevista visita al Soto Abajo para ver las balsas preparadas en el río para el visón y el posterior almuerzo, que ha sido servido en los soportales del Ayuntamiento de Falces. 

Marcilla acogió ayer viernes una jornada técnica 

La clausura del proyecto se inició ayer, viernes, en el Castillo de Marcilla, que acogió la parte técnica de estas jornadas cuya apertura corrió a cargo del alcalde de la localidad, Mario Fabo; y de la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García, quien destacó "el componente social y participativo, lograr cambios sociales que desarrollen actitudes, valores y comportamientos para garantizar el uso sostenible de los recursos naturales y la conservación de los valores naturales". 

Posteriormente se expusieron los resultados y acciones de conservación del proyecto en Navarra, la gestión del visón europeo en la Comunidad Foral, y el proyecto de restauración fluvial en Soto Contiendas (Marcilla) y Sotos de la Muga (Peralta). Además, también se estudiaron otras experiencias de proyectos Life de conservación de hábitats y restauración fluvial. 

Más de 6 millones de euros desde 2010

El proyecto ha invertido más de 6 millones de euros en restauración del hábitat del visón europeo en Navarra, más concretamente en los tramos bajos de los ríos Arga y Aragón. 

El objetivo del programa, que comenzó en 2010, era recuperar el hábitat y los ecosistemas naturales del visón europeo. Ha sido desarrollado por el Gobierno de Navarra, a través de sus empresas públicas Gestión Ambiental de Navarra (GAN), TRAGSA y la Fundación CRANA, además del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de la Confederación Hidrológica del Ebro (CHE). En el trabajo han colaborado también los doce municipios del bajo Arga y Aragón: Funes, Peralta, Falces, Caparroso, Villafranca, Marcilla, Milagro, Murillo el Fruto, Murillo el Cuende, Carcastillo, Mélida y Santacara. 

En concreto, se han llevado a cabo importantes actuaciones de restauración fluvial, como reconexión de meandros, recuperación de llanuras de inundación, mejora del hábitat del visón o eliminación de motas, entre otras, así como campañas de participación dinamizadas por el Punto de Información Territorio Visón, herramienta de apoyo en el proyecto para fomentar el conocimiento de este mamífero. 

Durante los seis años del proyecto, este punto se ha convertido en referencia en la zona para impulsar diferentes acciones de participación ciudadana. Así, desde su puesta en marcha, alrededor de 11.000 personas han visitado este centro, más de 1.600 han participado en las actividades de voluntariado en las diferentes poblaciones, y se han celebrado 70 sesiones de participación pública. Además, se han desarrollado actividades con 3.500 escolares. El centro también ha albergado diez charlas específicas sobre biodiversidad y territorio fluvial. 

Navarra cuenta con el 70% de visón europeo del suroeste del continente, población cifrada en unos 350 ejemplares 

El visón europeo (mustela lutreola) es, junto con el lince ibérico, el mamífero carnívoro más amenazado de Europa, y una de las especies en mayor riesgo de desaparición del planeta. Está declarado "en peligro de extinción y en "peligro crítico" por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Se trata de un pequeño mamífero semi acuático, de color marrón chocolate por todo el cuerpo, excepto dos pequeñas manchas blancas, una el labio superior y otra en el inferior. Se alimenta de topillos, ratas, cangrejos, peces y anfibios, entre otros. 

En su animal que solo se encuentra en Europa y que fue relativamente común hasta el siglo XIX, momento en que sus poblaciones empezaron a desaparecer a gran velocidad, debido principalmente a la destrucción de su hábitat y la caza intensiva. En la actualidad, una de las principales amenazas a las que se enfrenta es la competencia con el visón americano, que ha conseguido establecer grandes poblaciones en el norte de España a partir de las sueltas masivas realizadas por grupos animalistas desde las granjas peleteras, lugares donde se cría este animal. Su tamaño es mayor que el visón europeo, tiene su misma alimentación y ocupa el mismo hábitat, por lo que es un competidor directo. Todos los estudios realizados al respecto concluyen que en los lugares en los que se establece el visón americano, el visón europeo desaparece, y además sucede en un plazo corto, de entre tres y cinco años 

Actualmente solo quedan tres núcleos de lo que en su momento fue una especie abundante: región nororiental (Rusia y Bielorrusia), región suroriental (Rumanía) y región occidental (suroeste de Francia y norte de España, con unos 500 ejemplares). 

Esta última población se encuentra repartida entre Navarra, Aragón, La Rioja, Castilla y León y País Vasco. El 70% está en la Comunidad Foral (unos 350 ejemplares), formando un gran núcleo de una de las últimas poblaciones viables de esta especie en el mundo. 

La importancia del visón europeo supone un indicador de la calidad de los ríos: el hecho de que en Navarra exista una buena población indica que los ríos funcionan como sistemas fluviales completos, en los que cada especie juega su papel. 

También es un regulador de ciertas poblaciones, como los topillos, especialmente cuando se producen picos en sus poblaciones. Además, es un recurso turístico, ya que se trata de una joya única en Europa. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de