Por ello, Sierra ha señalado que los daimieleños tienen mucho que "agradecer a los directores y trabajadores del Parque y a la comunidad científica, que han apostado por su conservación y su singularidad, incluso en las peores circunstancias", ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

En este punto, el primer edil ha incidido en la importancia de conocer los errores del pasado para no volver a repetirlos. "Creo que sabemos la línea seguir, debemos profundizar en un desarrollo sostenible que garantice los valores naturales y que al mismo tiempo sea compatible con la agricultura y el turismo", ha aseverado.

"Un reto", que a su juicio, se ha mostrado convencido de lograr y que permitiría que "esta felicidad" de ver sus 2.000 hectáreas encharcadas "se mantenga en el tiempo".

Sierra ha recalcado que, si por algo se conoce a Daimiel en todo el mundo es por Las Tablas, una promoción que "debemos de ser hábiles" para traducirla en beneficio del municipio. "Tenemos que conseguir que los cientos de miles de personas que visitan el humedal pasen por la localidad, que coman y duerman en nuestros restaurantes y hoteles", ha añadido.

En 2012, el Parque Nacional contabilizó 135.000 visitas, de las que unas 22.000 pasaron por las oficinas de turismo municipales, un porcentaje que "debe aumentarse" en el interior de la ciudad y en el que ayudará la apertura al público del yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer, ha señalado el alcalde.

Entre esos nuevos proyectos en ciernes, Leopoldo Sierra se ha alegrado por la iniciativa de que una empresa local de autobuses se lance como agencia de viajes para ofertar Daimiel. "Tenemos una jornada de 24 horas perfecta: por la mañana, visita a Las Tablas, comida en nuestros restaurantes, por la tarde, visita a La Motilla, y por la noche, alojamiento de calidad de nuestros hoteles", ha explicado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de