Ayer, un seísmo de magnitud 5.8 grados en la escala de Richter sacudió el norte de Italia, tan solo 9 días después de un terremoto de 6.1 grados ocurrido a 15 kilómetros de distancia. Las réplicas no han dejado de sucederse y son sentidas por la población de la zona.

El día 20, un terremoto de magnitud 6.1 azotó el norte de Italia, en la región de Emilia Romagna. El evento fue precedido el día anterior por un seísmo de magnitud 4,0, lo que ha sido el punto de partida de una larga secuencia de la sismicidad. La sacudida ha provocado varias evacuaciones en las ciudades cercanas al epicentro.

El evento se ha sentido en gran parte del norte de Italia. Los daños más importantes se reportan en las ciudades de  Finale Emilia, Ferrara y Módena, donde edificios del patrimonio cultural se han visto afectados.

Nueve días después, en la mañana del 29 de mayo, se produjo otro terremoto de magnitud 5.8 a una distancia de 15 kilómetros del epicentro del seísmo anterior. Los mecanismos involucrados en ambos eventos son similares.

La región, ya muy afectada, está experimentando importantes daños y por lo menos hay 16 víctimas mortales, además de 12.000 personas evacuadas. Además, las réplicas, sentidas por la población, se siguen sucediendo.

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha expresado las condolencias del Gobierno a las familias de las víctimas y desea una pronta recuperación a los heridos.

Terremotos anteriores

En abril de 2009, el  terremoto de L´Aquila, de magnitud 6.3, golpeó a 300 km del sureste de Ferrara, en la región de Abruzzo, donde hubo 300 víctimas.

En septiembre de 1997, otra secuencia sísmica se registró en Colfiorito, cerca de Asís, a 240 km del sureste de Ferrara. La magnitud del terremoto fue de 5.7, y 9 horas después se registró un temblor de 6.0 grados.

La secuencia observada en la región de Ferrara sigue el mismo patrón.

El patrón general de una secuencia sísmica consiste en un temblor principal seguido por varias réplicas en la misma zona, cuya magnitud tiende a disminuir con el tiempo. Esto se observó en L´Aquila, por ejemplo. Sin embargo, como en Colfiorito, el mayor evento puede ocurrir varias horas después del primero.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de