El futuro Parque Nacional va a favorecer el desarrollo económico y social de los municipios implicados, dado que se va a dar un incremento del interés turístico y recreativo del Parque, según ha explicado el viceconsejero durante estas jornadas organizadas por el Ayuntamiento de Navacerrada que, con el título “Nuevo horizonte de desarrollo”, analiza la repercusión del futuro parque.

Las jornadas han contado con la participación de técnicos y expertos, naturalistas, así como representantes de la Junta de Castilla y León, del Organismo Autónomo Parques Nacionales y directores de otros Parques Nacionales de España. El Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra del Guadarrama es un hito histórico y medioambiental por el cual 33.664 hectáreas de la sierra (la vertiente madrileña tendrá 21.700 hectáreas) formarán el quinto Parque Nacional más importante de España por extensión.

El parque discurrirá por 12 municipios de la Sierra madrileña: Alameda del Valle, Becerril de la Sierra, El Boalo, Cercedilla, Lozoya, Manzanares el Real, Miraflores de la Sierra, Navacerrada, Navarredonda y San Mamés, Pinilla del Valle, Rascafría y Soto del Real, todos ellos territorios que en la actualidad integran el Parque Natural de Peñalara, gran parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, espacios de la Red Natura y Montes de Utilidad Pública de las zonas altas de la Sierra de Guadarrama. En la vertiente castellanoleonesa, 16 serán los municipios incluidos.

Así, el Parque Nacional supone dotar de máxima protección a cumbres tan emblemáticas para los madrileños como Siete Picos (2.138 metros), Peñalara (2.428 m), Puerto de Navafría (1.773 m) y Pico El Nevero (2.209 m), todos ellos en los Montes Carpetanos, así como Cabeza de Hierro (2.381 metros) y Puerto de la Morcuera (1.777 m), estos situados en la Cuerda Larga.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de