De manera preventiva el Comité Regional para la Atención y Prevención de Desastres (Crepad), y la Empresa activó el plan de contingencia para recolectar el crudo derramado, cuyo principal punto de control está ubicado en La Garita. Asimismo, las autoridades decidieron cerrar preventivamente las bocatomas del acueducto de Cúcuta y de los acueductos privados de Los Patios mientras terminan las labores de recolección y se realiza una evaluación del plan de contingencia.

Debido al accidente se ordenó el cierre preventivo de sus compuertas ubicadas en el Pórtico y con ello se paralizó la producción de agua potable que abastece la población del Valle de Cúcuta en un porcentaje del 70%. Otros  cuatro acueductos privados del municipio de Los Patios también fueron cerrados.

Ecopetrol tiene activados puntos de control para la recolección del crudo y está realizando,  24 horas del día, las labores de recolección, mitigación y  limpieza  de las aguas del río Pamplonita y de las áreas que se vieron afectadas.

Al día siguiente del accidente Ecopetrol informó que inició la segunda fase de atención de la emergencia ocasionada por la rotura del oleoducto Caño Limón-Coveñas. Esta fase consiste en la descontaminación de la cuenca de la quebrada Iscalá y del río Pamplonita.

Con el fin de atender el suministro de agua potable a la comunidad, se ha movilizado una flota de 17 camiones cisterna, los cuales apoyarán la distribución de agua en el Área Metropolitana de Cúcuta y estarán bajo la coordinación del CREPAD y CLOPAD.

Además, por vía aérea se dispuso el desplazamiento del personal del laboratorio microbiológico de Barranquilla y del Instituto Colombiano de Petróleo de Ecopetrol, quienes se encargarán de hacer monitoreo del agua con el fin constatar su calidad. De los resultados de dichas pruebas dependerá el pronto restablecimiento del servicio de agua.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de