El Secretario General de la ONU envió un mensaje de solidaridad el pasado domingo a los pueblos de Vanuatu, Fiji, las Islas Solomón y Tonga, tras haber sido golpeados fuertemente por el ciclón tropical Harold en el Pacífico.

“A medida que el mundo lidia con los efectos devastadores del coronavirus COVID-19, el Secretario General está profundamente entristecido por los informes de pérdida de vidas y destrucción como resultado del ciclón”, aseguró el portavoz de la ONU en un comunicado.

Las viviendas y la infraestructura se han dañado gravemente, afectando a miles de personas, que ahora necesitan urgentemente refugio, agua, saneamiento y alimentos.

António Guterres elogió a los gobiernos y al personal humanitario y de rescate en los países afectados por su trabajo preventivo para hacer que las personas estén seguras antes de la tormenta y para satisfacer sus necesidades inmediatas después. “Las Naciones Unidas están listas para apoyar estos esfuerzos”, dijo.

Ciclón Harold

El Secretario General expresó su profunda solidaridad con la gente del Pacífico al enfrentar el impacto de este ciclón, junto con otros desafíos relacionados con el clima, así como la pandemia de coronavirus, que agrega una nueva dimensión preocupante a las vulnerabilidades existentes.

El ciclón tropical Harold tocó tierra en Vanuatu el pasado 6 de abril con vientos de hasta 260 kilómetros por hora. Se trató de la primera tormenta de este tipo de categoría 5 en afectar la cuenca del Pacífico Sur desde el 2018, y el segundo ciclón más fuerte en afectar a Vanuatu en la historia.

El ciclón mata a más de 30 personas y causa daños significativos con cientos de miles de habitantes de estos cuatro países.

Fuente: ONU,

Artículo de referencia: https://news.un.org/es/story/2020/04/1472722,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de