Soria señaló que el sector necesita "impulso" para fidelizar el nivel de turistas registrados en 2011 ya que el aumento de la afluencia de visitantes extranjeros el año pasado se produjo principalmente por factores "exógenos", como el tipo de cambio libra-euro, la bonanza económica de Alemania y el desvío de turistas procedente de Egipto y Túnez por la denominada "Primavera Árabe".

Es por ello que clamó por realizar reformas en el sector por el lado de la oferta, señalando que el 75% es de "sol y playa", segmento en el que existe una gran competencia con otros países emisores y en el que no se debe competir a través de los precios, ya que por este camino se pierde "competitividad". "Los ajustes de precios no son la solución", declaró.

La respuesta a la fidelización de clientes por el lado de la oferta tiene que venir de la mano de la parte alojativa, por lo que es necesario dotar de flexibilidad a los operadores, administraciones y resto de agentes implicados para que puedan "modernizar sin trabas". Además, el ministro se comprometió a "apoyar financieramente" estas iniciativas.

Por el lado de la demanda, Soria apuntó a la existencia de una posición dominante de mercado de los touroperadores y atacó las prácticas de subvenciones a las "low cost" por parte de ciertas comunidades autónomas. "Esto es pan para hoy y hambre para mañana", resaltó, ya que se trata de prácticas "discriminatorias" que "detraen recursos públicos" y deterioran la imagen del destino.

PSOE: especulación urbanística

El secretario federal de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, ha denunciado que "es el ministro de Industria el que dicta la política ambiental del Gobierno de Rajoy y no el de Medio Ambiente" y ha subrayado que en la "profunda reforma" de la Ley de Costas anunciada por el Gobierno "primará la especulación urbanística" en vez de la protección medioambiental.

En este sentido, Morán ha asegurado que los socialistas "defenderán el patrimonio público de los españoles frente al interés privatizador puramente especulativo" que está tras las intenciones del Partido Popular.

Así, sobre la anunciada reforma de la Ley de Costas, considera que el objetivo del Gobierno es "abolirla" para elaborar una Ley del Suelo Litoral que permitiría, entre otras cuestiones, privatizar el dominio público marítimo terrestre, que "ahora es de todos los ciudadanos".

Asimismo, sobre las afirmaciones del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, esta tarde en un almuerzo informativo, Morán ha añadido que la "adaptación" de la Ley de Costas prevista por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, "no será tal, ni seguirá criterios de protección ambiental", sino que primará la especulación urbanística y la explotación turística.

"El Ministro de Industria ha desvelado el objetivo último que el PP escondía tras el eufemismo de la adaptación de la Ley de Costas, y no es otro que el expresado con sus propias palabras de hacer una ley sin trabas", ha manifestado, al tiempo que considera que con ello, desaparecerán "todas las cautelas ambientales" que el desarrollo constitucional obliga para la protección de un bien público, como es la franja litoral, y que se pondrá en manos privadas el suelo.

A su juicio, de las palabras de Soria se desprende que la estrategia turística del Gobierno busca impulsar con carácter inmediato no busca dotar a las infraestructuras de alojamiento existentes de mayores niveles de calidad, sino de promover sin trabas la construcción de nuevos alojamientos, en los espacios que hasta ahora preservaba la Ley de Costas.

Por ello, ha vaticinado que el PP prevé acometer "el desguace del dominio público marítimo terrestre sin mayor dilación" para lo que pondrá en marcha los mecanismos de tramitación parlamentaria, mediante una iniciativa que se debatirá en el Senado el próximo martes, por la que se insta al Gobierno a iniciar de inmediato la modificación de la Ley de Costas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de