La  Comunidad de Madrid firmó ayer un convenio de colaboración  con  la  Obra  Social  de Caja Madrid para la restauración forestal del valle de El Paular, en Rascafría, área incluida dentro del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, PORN, de la Sierra madrileña de Guadarrama. 
 
Este acuerdo supondrá la plantación de casi 21.000 árboles y arbustos, que va a permitir mejorar la diversidad florística y el paisaje de esta zona, al tiempo que facilitará la recuperación de la vegetación autóctona. Entre los puntos más importantes de esta actuación destacan los arroyos como cortafuegos  naturales,  las plantaciones situadas junto a caminos de uso recreativo, la introducción de nuevas especies de frondosas y la repoblación del antiguo vertedero de Majalapinilla.

De esta manera, las actuaciones están dirigidas tanto a la zona baja del valle como a los montes de Las Calderuelas, La Morcuera y el Parque de Peñalara, zonas todas incluidas dentro del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Guadarrama.

Arroyos como cortafuegos

El nivel paisajístico del Parque de Peñalara aumentará gracias a la plantación de unos 10.500 árboles y arbustos en los montes de Las Calderuelas y La Morcuera, situados dentro de este parque.

Así, en Las Calderuelas se potenciará el papel de los arroyos como cortafuegos  naturales mediante el fomento de la vegetación de ribera, mientras que en La  Morcuera,  gracias a la introducción de nuevas especies de frondosas, se actuará en las zonas altas  para iniciar su transformación en cortafuegos.

Vegetación a introducir

Las especies que se espera emplear son: abedules,  majuelos,  fresnos,  álamos  temblones,  rebollos,  avellanos  o  sauces, entre otros.

Repoblación de caminos recreativos

Este acuerdo también incluye la reforestación del valle con unas 10.300 plantas en Camino a la Ermita de Santa Ana de Oteruelo, el antiguo vertedero de Majalapinilla, la finca de Los Batanes y los aledaños de la zona recreativa de Las Presillas. El objetivo es aumentar la diversidad vegetal de los espacios recreativos mediante nuevas especies frondosas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de