Una pista que además supone una ampliación del dominio esquiable de la estación de esquí de Panticosa.

Se trata de una nueva pista de esquí alpino, que se situará en la zona de Selva Verde, y tendrá una longitud de 1.270 metros. La pista finalizará, en la cota inferior, en un frente de nieve de 0,5 hectáreas de superficie, donde se ubicarán la sala de bombas y el depósito de impulsión del sistema de nieve artificial previsto para que la pista sea practicable. Finalmente, se va a construir un puente de conexión al final de la pista de evacuación, sobre el río Bolática, con una anchura de 10 metros.

La Directora del INAGA, Nuria Gayán, ha señalado que "se ha realizado un análisis de alternativas al proyecto, estudiando las posibles vías de evacuación de la estación, y los posibles trazados de la pista, hasta identificar la solución más idónea y respetuosa con el medio ambiente en la zona".

Las razones por las que este proyecto no será sometido al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, tal y como ha expuesto Nuria Gayan, son las siguientes:

– Los efectos ambientales sobre la Reserva de la Biosfera "Ordesa-Viñamala" no son significativos.
– El proyecto no causa un perjuicio reseñable en los objetivos del Plan de Recuperación del quebrantahuesos.
– Siempre que se conserven las medidas correctoras que establece la Resolución del INAGA, el proyecto es compatible con el medio ambiente.

Entre estas medidas correctoras, podemos destacar que se ajustará el trazado de la nueva pista de esquí, de forma que discurrirá prioritariamente por las áreas de pradería existentes, afectando lo menos posible a zonas arboladas y al paisaje. También se modificará un tramo de pista para no afectar a las especies vegetales más sensibles, y se llevará a cabo un programa de vigilancia ambiental.

Un proyecto que, sin duda, contribuirá a mejorar las condiciones de seguridad de la estación y permitirá una evacuación mucho más ágil de los esquiadores en caso de que se produzcan condiciones meteorológicas adversas. Así, en caso de que se produzcan vientos fuertes que impidan el funcionamiento del telecabina de Panticosa, los esquiadores con un nivel medio podrán descender esquiando hasta el área de aparcamiento y taquillas de la Estación.

Hay que recordar que antes de tomar la decisión de someter o no a Evaluación de Impacto Ambiental este tipo de proyectos, tal y como en este caso solicitó Aramón, pasan por un período de información pública y consultas durante un mes. En este caso, se anunció en el Boletín Oficial de Aragón el pasado 17 de mayo. Se han recibido a lo largo del citado mes distintos informes de organismos públicos y una única alegación de un particular, no habiendo alegado ningún colectivo ni organización ecologista.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de