”Los consumidores demandan productos forestales certificados y la propia Administración contribuye a esta demanda a través de su política de compras públicas, pero las industrias forestales españolas, que ya han realizado un gran esfuerzo para certificar las cadenas de custodia en sus fábricas, no pueden ahora atender esta creciente demanda social, debido a la falta de madera española certificada en el mercado”, señalan los productores en un manifiesto conjunto.

El Manifiesto de Compromiso Ambiental con la Certificación Forestal se hizo público la semana pasada en el Congreso Forestal Español, celebrado en Ávila.

El Manifiesto denuncia, asimismo, la falta de madera española certificada en el mercado y urge a la Administración y a los propietarios forestales a comprometerse seriamente en el proceso de certificación, como ya, afirman, “han hecho las industrias forestales”.

Importaciones innecesarias

La falta de madera española sostenible “obliga” a las empresas del sector a importar este tipo de productos, que sin embargo sí demanda el consumir español, de terceros países donde la producción es más ventajosa. O simplemente, más sencilla. Las importaciones implican un “deterioro del aprovechamiento forestal y del empleo” que este tipo de explotaciones sostenibles podría generar en nuestro país, aseguran.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de