El temporal de frío polar que afecta estos días a la Península obligó a cerrar ayer alrededor de diez puertos de la red secundaria de carreteras repartidos entre Burgos, León, Asturias y Cantabria, y forzó el uso de cadenas en otros 30 puertos, principalmente en León y Asturias, según informó la DGT.

En la red principal de carreteras, las cadenas eran obligatoria en la N630 a la altura de Pola de Lena en el Alto de Pajares, en Asturias, y se impidió la circulación de camiones en la N220 a su paso por la provincia de LLeida, y en Asturias en la AP66 en Pola de Allande.

Asimismo, en la red principal, la DGT recomendó extremar la precaución por la nieve en la N627 a su paso por Basconcillos del Tozo, en Burgos, y en la misma pronvincia, en la N623 a la altura de Orbaneja del Castillo y en la N232 en Incinillas. En León, se registraron problemas de circulación en la AP66 en Sena de Luna.

La DGT aconsejó circular con mucho cuidado y extremar la precaución en la carretera, sobre todo en la red secundaria, para evitar accidentes por culpa de la nieve.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de