LIFE+ 

Una delegación de la Comisión Europea, encabezada por Dorte Pardo-López y Miriam López , de la Unidad LIFE de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, ha visitado las principales actuaciones de conservación del proyecto LIFE+ Desmania, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y que tiene como objetivo conservar el desmán ibérico y su hábitat en zonas de Castilla y León y Extremadura.

Representantes de la Fundación Biodiversidad y los socios del proyecto han mostrado las principales acciones emprendidas a través de un recorrido por Leon  y Palencia. Entre las actuaciones visitadas destaca la que se está realizando en el Valle de Pineda (Parque Natural de Fuentes Carrionas-Fuente Cobre-Montaña Palentina), gracias a la cual se va a eliminar el impacto que causa el tránsito de vehículos por el cauce del río Carrión, habilitando un vial único.

Otras de las actuaciones visitadas han sido restauraciones de ribera para evitar procesos erosivos, instalación de aforadores que regulen el caudal de las tomas de agua y garanticen el mantenimiento de las condiciones hídricas necesarias para la especie y la eliminación de un azud que supone una barrera infranqueable para sus movimientos. Todas estas actuaciones se realizarán en el Parque Regional de los Picos de Europa (León).

El desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) es un pequeño mamífero acuático que habita las proximidades de ríos, torrentes y lagos en zonas montañosas y se distribuye desde la vertiente francesa de los Pirineos hasta Portugal, aunque es en España donde se encuentra la mayor parte de su población. El número de ejemplares en el Sistema Central ha sufrido en los últimos años un serio retroceso: el desmán se considera en peligro de extinción dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas

La disminución de la calidad y cantidad del agua de los ríos, la degradación de los bosques de ribera que le sirven de refugio, y la presencia del visón americano, una especie introducida con una gran capacidad de expansión y de adaptación al entorno, son sus principales amenazas.

El proyecto, cofinanciado al 50% por la Comisión Europea, se desarrolla en áreas Red Natura 2000 de las provincias de León, Zamora, Salamanca, Ávila, Palencia y Cáceres. 

Está coordinado por la Fundación Biodiversidad y cuenta entre sus socios con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Junta de Castilla y León, la Junta de Extremadura, Fundación Cesefor, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, SOMACYL y Tragsatec. Además, participan como entidades cofinanciadoras el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan y la Mancomunidad de Municipios del Sur de León. El proyecto cuenta también con el apoyo de las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil, Tajo y Duero, centros de investigación y asociaciones de pescadores.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de