Según Espinosa, “la optimización de las inversiones prioritarias, la lucha contra el cambio climático, el desarrollo sostenible del medio rural y la austeridad del gasto son los principales objetivos a los que se destinarán estos presupuestos”. A su favor, hay que decir que pese al descenso de la cantidad de dinero con la que se contará, este presupuesto es el de mayor cuantía entre los ministerios de carácter económico, “cambiando el modelo productivo por uno más sostenible”, anunció Espinosa.

Desarrollo del medio rural

Aquí se destinarán 1.800 millones para sus actuaciones. Entre ellas está el Primer Programa de Desarrollo Rural Sostenible. También se tratará de impulsar las estrategias de las Reservas de la Biosfera y a las políticas de igualdad de la mujer.

La asignación de 7.755,4 millones de euros en agricultura y alimentación permitirá mantener la renta, la población y la actividad del medio rural y la conservación del medio agrario en condiciones medioambientales óptimas y el pago de los Fondos Europeos Agrícolas de Garantía (FEAGA).

Agua

En este medio se invertirán 2.759 millones para la Dirección General del Agua y a las Confederaciones Hidrográficas. Así se podrá atender la situación de escasez de recursos bajo políticas de ahorro y uso eficiente del agua y solidaridad.

Las políticas se centran, entre otras, en la gestión e inversiones en infraestructuras del agua, con un 65% de ellas, así como a la mejora de los programas de calidad del agua para la puesta en marcha de los protocolos con las CCAA.

Medio natural

De esta partida que alcanza los 369,04 millones de euros, un 59,1% corresponde a la gestión del medio natural y la política forestal, en la que se incluye la defensa contra incendios forestales y la conservación de la biodiversidad entre otros.

De este presupuesto también se destinará a los Parques Nacionales un 34,9% y un 6% a otras acciones en el medio rural. La protección de la biodiversidad es una de las prioridades de la presidencia española de la Unión Europea.

Por su lado, con un total de 451,3 millones de euros, las políticas del mar, tendrán como objetivo compatibilizar la conservación de la biodiversidad con el desarrollo pesquero sostenible, así como la protección y conservación del medio litoral y la garantía de su uso y disfrute público.

Cambio climático y calidad ambiental

La lucha contra el cambio climático es otra de las prioridades de la presidencia de la Unión Europea en el primer semestre del año 2010. En este capítulo de los presupuestos se garantiza la continuidad de acciones estratégicas en materia de residuos, impacto ambiental y movilidad, en el marco de una política de prevención de la contaminación y lucha contra el cambio climático e impulso del uso de tecnologías y hábitos de consumo cada vez menos contaminantes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de