Cabe mencionar que en años anteriores los ríos Lagares, Sar y Rubio fueron los que tuvieron una mala salud y en 2013 no se realizaron las inspecciones correspondientes.

La calidad del bosque de ribera es otro parámetro utilizado para establecer la salud de los cursos fluviales. La degradación que los márgenes de los ríos del país sigue igual que en años anteriores. Más de la mitad de las secciones estudiadas tenían sus márgenes con cambios importantes y muy degradados, que corresponden a los ríos Corgi, zamans, Lagar o Lima, entre otros.

Voluntariado y participación

Desde 2004, el año inicial del Proyecto Ríos, el número de participantes ha aumentado considerablemente. En la actualidad contamos con 271 grupos de voluntarios en todo el país. De éstos, inspeccionan  ríos un 52%, porcentaje muy similar a 2012 (55%).

En cuanto a la participación de las provincias,  A Coruña es la más participativa (40%)  seguido de Pontevedra (38%). Lugo Ourenseposeen una participación más discreta con un 13% y un 9% respeitivamente. The Bowl es el más estudiado de las Rías Baixas, que alcanza un porcentaje del 49% de las inspecciones. El porcentaje restante se distribuye entre el Miño (20%), y el Arco Ártabro Finisterre (20%) de la Lima-Douro (4%) y las cuencas que vierten al mar Cantábrico (7%).

Calidad biológica de los ríos: Leve mejoría

Con los datos recogidos por los voluntarios, se puede afirmar que la salud de las secciones analizadas en 2013 era del 52% en muy buenas condiciones en  la campaña de primavera y el 33% en buenas condiciones, en el otoño de 39% se encontraba en buenas condiciones, y muy buen estado otro 40%. Se observaron  secciones con la salud moderada (9% en primavera, 19% en otoño) y pobres (6% en primavera, 5% en otoño). Se puede concluir que la calidad del agua en los ríos estudiados por el voluntariado aumenta ligeramente en 2013 en comparación con 2011 y 2012.

Calidad Biológica de los ríos

Calidad bosque de ribera: Continúa la degradación

En cuanto a la calidad del bosque de ribera , se estableció en los últimos años una tendencia a la degradación de las riberas de nuestros ríos, que en 2013 continúa.

Llegamos a la conclusión de que no hubo variación, en términos de número, con los márgenes de las secciones corservadas.
Los principales cambios  produjeron un aumento en el desgaste de los márgenes de los muy degradadas hacia abajo, empobrecimiento y  pérdida de la vegetación de ribera es un hecho de que son observando cada año. Si bien la mejora de la calidad del agua en el bosque de ribera sigue mostrando un deterioro constante.

Márgenes de los ríos

Calidad del hábitat fluvial: Las acciones de recuperación son necesarias

En otoño, los porcentajes se distribuyen de la siguiente manera: bien formado, el 50%, con cambios, el 48%, empobrecido, 2%. Los valores de la calidad del hábitat en el año 2013 son muy similares a los obtenidos en 2012. Aunque los resultados muestran que la mayoría de las secciones de hábitat está bien formado,aunque muchos de los ríos estudiados se encuentran en situación de incertidumbre sobre su evolución, ya que para revertir la situación de degradación es necesario desarrollar acciones específicas de recuperación.

Los ríos que fluyen a través de pueblos y ciudades como Lima, Mero, Arin y Estuario muestran estados de salud más delicado por la fuerte presión humana a la que están sometidos. Esos tramos cerca de la boca, donde el agua corriente pierde velocidad, por lo general se acumulan más contaminantes.

Calidad del hábitat



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de