Añadió que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) las zonas boscosas son habitadas por 11 millones de mexicanos, lo que representa el 10 por ciento de la población.

Destacó que se tiene como reto frenar la pérdida forestal, la tala ilegal y el cambio de uso del suelo y se cuenta con un presupuesto de más de 100 mil millones de pesos para el pago de servicios ambientales; mil 800 millones de pesos para los programas de reforestación, con lo que se buscará recuperar 170 mil hectáreas con 190 millones de plantas, pero el objetivo principal es asegurar la supervivencia de las mismas.

La Campaña Nacional de Reforestación 2014 fue inaugurada por el Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, al plantar un árbol en el Ejido Llano Grande, municipio de Chignahuapan, Puebla, como parte de la celebración de la Fiesta del Bosque y Día del Árbol, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 7 de julio de 1959.

Asimismo, en el evento se dieron reconocimientos especiales a los combatientes forestales y se hizo entrega del Premio Nacional al Mérito Forestal, el cual reconoce a las personas físicas y morales que realizan aportaciones relevantes a favor de la protección, conservación y restauración  de los ecosistemas forestales.