En rueda de prensa, el director general de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos, Jordi Gassió, ha informado de que el incendio en Coll de Nargó ya está en fase de control y ha calcinado 70 hectáreas, mientras que los otros tres en Gerri de la Sal, Calbinyà y Pont de Suert siguen descontrolados y se prevé que hasta hoy no puedan controlarse.
  
Gassió ha explicado que los incendios se han extendido muy rápidamente debido al fuerte viento y a la sequía, y ha detallado que las causas están siendo investigadas, si bien las primeras hipótesis son una posible caída de un tendido eléctrico en el de Coll de Nargó o quemas controladas de días anteriores que han rebrotado.
  
El responsable de los Bomberos ha detallado que en el fuego de Gerri de la Sal han ardido 550 hectáreas, en el de Pont de Suert 150 y en el de Calbinyà 100, y ha confirmado que no hay ninguna persona herida.

200 vecinos evacuados

De los 200 vecinos evacuados, 92 eran de Paramea, que finalmente han podido regresar a casa, donde se han quedado confinados, y los 62 evacuados de Calbinyà han sido reubicados en casas de familiares en La Seu d´Urgell pese a que en un primer momento se había habilitado el pabellón municipal.

En Gerri de la Sal han ardido dos granjas y está afectada la carretera N-260 en varios tramos: a la altura de Gerri de la Sal y Soriguera -donde se permite pasar a los vehículos en convoy- y a su paso por Pont de Suert, donde está cortada.
  
Gassió ha indicado que los medios áereos no pudieron volar durante la tarde de ayer -salvo dos aviones de vigilancia y ataque que han realizado descargas de agua en Calbinyà- por el fuerte viento que soplaba en la zona.

320 bomberos

El incendio que más les preocupa de cara a las próximas horas es el de Pont de Suert porque es un lugar "difícil" donde el viento es muy fuerte.
  
Durante la tarde de ayer, el incendio ha provocado que explosionara munición antigua enterrada en el campo de tiro de Pla de les Forques, en Calbinyà, una zona que ha sido evacuada y que ha "complicado las tareas de extinción", aunque sin provocar más incidentes.
  
De cara a hoy viernes, prevén que llegue de Madrid un helicóptero "más estable" y se han contratado de urgencia dos avionetas.
  
En el lugar han trabajado 320 bomberos, con 60 camiones autobombas, 41 vehículos ligeros, miembros de las Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF), Agentes Rurales y los Mossos d´Esquadra.
  
Ante la situación de riesgo, Gassió ha recordado a la población que vigile mucho, no haga ninguna quema y no tiren colillas de cigarrillo, entre otras precauciones, porque todo está muy seco y "cualquier descuido puede provocar un fuego". Protección Civil mantiene activada la fase de emergencia del Plan especial de incendios forestales Infocat.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de