Ésta es una medida que amplía y desarrolla la resolución aprobada unos meses atrás por el Congreso de los Diputados, que por primera vez recogía la definición oficial de embalaje sostenible: "aquel fabricado a partir de materias primas sostenibles, renovables, reciclables y biodegradables, como el cartón ondulado, el cartón compacto o la madera."

Eliminar el plástico como material de envase

Según la iniciativa aprobada, las medidas dirigidas a la eliminación del plástico como material de envase y que ya están en marcha en el caso de las bolsas de la compra, deberán extenderse también al ámbito de los embalajes, sustituyendo aquellos fabricados a partir de derivados del petróleo por otros que sean ecológicos. Los embalajes sostenibles serán discriminados positivamente por las administraciones públicas, a través de ayudas, propuestas y tratamientos fiscales favorables.

Tras la presentación de la propuesta, el senador Tuñón San Martín, del Grupo Parlamentario Mixto, señalaba que "se ha iniciado un camino irreversible". Por su parte el señor García Caro del Grupo Parlamentario Socialista quiso remarcar que "el Gobierno de España ya ha reafirmado su apuesta por el carácter renovable de los materiales de embalaje, así como por la sustitución gradual de los plásticos no biodegradables".

Pésimo reciclaje de los envases de plástico

La Comisión propone también que se abra un proceso de reflexión y consultas en el que participen representantes de la distribución comercial y fabricantes de embalajes, así como organizaciones de consumidores.

Algunas de estas entidades ya se están pronunciando a este respecto. Ana Etchenique, vicepresidenta de la CECU (Confederación de Consumidores y Usuarios) manifestó hace unas semanas que uno de los problemas de los envases de plástico es el pésimo reciclaje que se hace con ellos -cuando se hace-, llegando en muchos casos a ser más caro el proceso de reciclaje que el propio producto. Afirmó también que "una buena opción sería apostar por materiales ecológicos como el papel y el cartón con certificación forestal".

Y los datos obtenidos de fuentes de información especializadas en estos temas subrayan esta tendencia. Ecoembes, sociedad dedicada a la recogida y reciclaje de envases, acaba de publicar su memoria anual de 2009, en la que destaca que se recicla más del doble de papel y cartón que de plástico (84,2% frente a 41,9%).

Conclusiones similares pueden extraerse de la última encuesta del Instituto Feedback, según la cual el 80,3% de los consumidores apoya la eliminación de las bolsas de plástico de los supermercados y respaldaría la eliminación de las bandejas de poliexpán. Como alternativa, la mayoría considera que el cartón es el material de envase y embalaje más sostenible y menos perjudicial para el medio ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de